Tesoro de Atreo

Actualizado: 21 de abr de 2019

Te descubrimos el magnífico yacimiento del tesoro de Atreo uno de los ejemplos más paradigmáticos de la arquitectura funeraria micénica


Los enterramientos micénicos presentan tres modelos fundamentales: las tumbas de fosa o de pozo que son sencillas excavaciones rectangulares en el suelo de profundidad variada, las tumbas de cámara y las tumbas tholos, estilo al que pertenece el Tesoro de Atreo.


TUMBAS DE CÁMARA




Las tumbas de cámara micénicas son construcciones que presentan una estructura muy semejante a la de los hipogeos egipcios, es decir, se trata de recintos funerarios excavados directamente en la roca de las montañas o colinas.


Su forma es muy sencilla: están conformadas por una cámara precedida por un corredor que también suele estar excavado en la montaña y que desemboca en una entrada.


Las investigaciones han demostrado que este tipo de tumbas suelen contener varios enterramientos cronológicamente separados en el tiempo, hecho que invita a pensar que se tratara de tumbas pertenecientes a los clanes o familias igual que en el caso del círculo A. Algunas de ellas todavía conservan algo de la decoración de sus paredes que normalmente suele presentar motivos simples como líneas, discos o rosetas.




Antes de continuar con nuestro estudio del Tesoro de Atreo, si estás interesado en el arte y en la historia de Grecia y de la cultura micénica, te recomendamos este magnífico curso online que analiza toda la historia griega desde las primeras manifestaciones de las islas Cícladas hasta el helenismo.


¡Una verdadera joya que no debes perderte!



Aquí podrás ver un fragmento del curso dedicado a la Puerta de los Leones de Micenas.




TUMBAS DE THOLOS


El segundo tipo de tumba de construcción arquitectónica erigida por los micénicos son las llamadas tumbas de tholos o tholoi en plural y representan el modelo más monumental y paradigmático de su arquitectura.


Del mismo modo que las tumbas de cámara, los tholoiconsisten en una cámara subterránea precedida por un corredor que conduce a una entrada exterior.


La cámara interior, donde se depositaban los cadáveres, estaba cubierta de piedra y su estructura exterior se cubría con tierra hasta crear un montículo que ayudaba a preservar la integridad del edificio.


Este modelo arquitectónico eran sin embargo, bastante frágil e inestable, hecho que llevó a sus constructores a comenzar a diseñar ingeniosas soluciones para ganar resistencias tales como el tan característico triángulo de descarga micénico y sus monumentales dinteles.



TESORO DE ATREO



El ejemplo más célebre de este tipo de construcción es el llamado tesoro de Atreo hallado en Micenas y que, si bien en las imágenes no se aprecia en todo su esplendor tiene un tamaño colosal.

El pasillo de entrada a la cámara tiene una longitud de 36 metros y 6 metros de anchura y está conformado por enormes bloques de piedra.

Este camino desembocaba en una fachada monumental de diez metros y medio de altura que hoy en día se ha perdido, pero que los arqueólogos han podido reconstruir basándose en los restos.

Hoy los expertos han podido demostrar que la entrada de esta tumba estaba profusamente decorada con columnas de piedra verde y motivos en zigzag en el eje, un friso con rosetas sobre el arquitrabe de la puerta, y decoración en espiral en bandas de mármol rojo que cerraban la abertura triangular sobre un arquitrabe.


Algunos segmentos de las columnas y de los arquitrabes, de un bellísimo color verde fueron retirados por Lord Elgin a principios del siglo XIX y ahora están en el British Museum, como se puede observar en estas imágenes:






Los de la fachada del tesoro de Atreo poseen una decoración floral profundamente influenciada por los capiteles egipcios.

La entrada estaba flanqueada por dos, uno de ellos perdido y el otro custodiado en el Museo Pergamon de Berlin.





En el interior del tesoro de Atreo la cámara funeraria está coronada por una falsa cúpula creada por el sistema de aproximación de hiladas se elevada más de 13 metros de altura sobre un diámetro de 14,50 metros.


Puede que hoy no nos parezca algo grande pero fue la cúpula más alta y ancha del mundo durante más de mil años hasta la construcción del templo de Mercurio en bayas y el imponente Panteón de Roma.   Se tuvo mucho cuidado en el posicionamiento de las enormes piedras, para garantizar la estabilidad de la bóveda a lo largo del tiempo para que soportase la fuerza de compresión de su propio peso. La sala se construyó cavando verticalmente en la ladera, como un pozo, y luego amurallando y cubriendo el espacio con piedra desde el nivel del piso de la cámara, y finalmente rellenando la tierra desde arriba.




Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png