Fidias y la escultura griega clásica

Análisis detallado de los rasgos más representativos de la obra de Fidias, el inmortal escultor que decoró los frisos, las metopas y los frontones del Partenón y que constituye la culminación de la escultura del periodo clásico


Como Pausanias narra en su Descripción de Grecia Fidias -el gran Fidias- acabó sus días desterrado, muriendo lejos de su patria sin poder ver terminado el más grandioso sueño griego: el Partenón.


Pero ¿por qué se ha ganado Fidias fama inmortal? La destrucción y el paso del tiempo al que han sido sometidas sus obras hacen difícil comprender su papel en la historia del arte griego y, con él, de occidente.


De lo que los expertos están absolutamente seguros es de que muchas de sus obras llegaron intactas al periodo romano y que fascinaron profundamente a los coleccionistas privados que se disputaban -pagando verdaderas fortunas- las obras originales de época griega y encargaban copias de enorme calidad que han llegado hasta nuestros días. La mayoría de testimonios de la creación artística de Fidias que ha llegado hasta nosotros son, efectiva y lamentablemente sólo copias romanas.



 

Antes de continuar con nuestro estudio de la obra escultórica de Fidias, si estás interesado en el arte de la Grecia Antigua te recomendamos este magnífico curso online que analiza todo su desarrollo desde las primeras manifestaciones de las islas Cícladas hasta el helenismo.


¡Una verdadera joya que no debes perderte!