Esfinge : significado mitológico y artístico

Explicación de la evolución de la concepción mitológica y artística de la esfinge, monstruo híbrido propio de la mitología griega y oriental


En torno al siglo VIII a.C. comienzan a aparecer en el arte griego las primeras manifestaciones de monstruos híbridos directamente importados de oriente.


La Esfinge, hija de la quimera, era una criatura cuyo nombre en griego Σφίγξ significaba literalmente estrangular y representaba la destrucción y la el destino nefasto. Su representación es quizá la que nos resulta más familiar: rostro de mujer, cuerpo de león y alas de ave.

El final de la Esfinge, que mantenía aterrorizada a la ciudad de Tebas, llegó de la mano de Edipo que consiguió resolver el enigma que ésta planteaba a todos los viajeros que, al fallar, eran instantáneamente devorados.



Antes de continuar con nuestro estudio del significado mitológico y artístico de la esfinge, si estás interesado en el arte, en la historia y en la filosofía de la Grecia Antigua recomendamos este magnífico curso online que analiza toda la historia griega desde las primeras manifestaciones de las islas Cícladas hasta el helenismo.


¡Una verdadera joya que no debes perderte!




Aquí podrás ver en abierto un fragmento del curso dedicado al estudio de los monstruos híbridos, incluidas las esfinges, en el arte griego.





“Se halla sobre la tierra un ser bípedo y cuadrúpedo, que tiene sólo una voz y es también trípode. Es el único que cambia su aspecto de cuantos seres se mueven por tierra, aire o mar. Pero cuando anda apoyado en más pies, se hace más débil” Sófocles, Edipo Rey


“Escucha aun cuando no quieras, musa de mal agüero de los muertos, mi voz, que es el fin de tu locura. Te has referido al hombre que cuando se arrastra por tierra, al principio, nace del vientre de la madre como indefenso cuadrúpedo y, al ser viejo, apoya su bastón como un tercer pie, cargando el cuello doblado por la vejez.”