Una proto-teoría evolucionista en la biología de Empédocles

Exposición detallada de los elementos coincidentes con una visión evolucionista arcaica de la biología en la filosofía de Empédocles


Como ya hemos tenido oportunidad de estudiar en detalle, en la filosofía de la naturaleza de Empédocles el azar es el único arquitecto del mundo.


Ninguna fuerza divina o sobrenatural, ninguna inteligencia metafísica o cualquier otra entidad concebible es responsable del orden físico, sino tan sólo el más puro azar operando sobre los elementos materiales.


Pero si bien la idea del azar es muy interesante y fue muy fructífera en el ámbito de la física, donde más revuelo y escándalo ha producido a lo largo de la histoira ha sido en el ámbito de la biología.


La atribución de la morfología de los seres vivos que hay en el planeta al azar y su vinculación con una selección de esta forma como consecuencia de un proceso de adaptación a un medio cambiante no fue, no obstante, una idea introducida por primera vez en Occidente por Charles Darwin sino que ya estaba presente en el pensamiento presocrático de Empédocles.


Antes de continuar con nuestro estudio de la biología evolucionista de Empédocles, si estás interesado en este apasionante periodo de la historia de la filosofía -la etapa presocrática- te recomendamos estos excelentes cursos online que abordan, desde un punto de vista académico riguroso a la vez que ameno, de forma completa esta fase del pensamiento griego.


¡Dos verdaderas joyas que no debes perderte!


Además, podrás ver en su canal de Youtube sesiones completas en abierto como las siguientes dedicadas, precisamente, a la filosofía de Empédocles:



EL TRANSFORMISMO DE LAS ESPECIES EN LA BIOLOGÍA DE EMPÉDOCLES



La idea del transformismo de las especies stá planteada en los escritos de los griegos antiguos de forma incuestionable. Y como también el propio Darwin reconoce en la introducción de El origen de las especies, esta circunstancia no era algo ajeno para él.


De hecho, Dawin comienza su gran obra señalando que "como ya los antiguos griegos sabían, hay cambio dentro de las especies".


Pero, como siempre, lo más hermoso y lo más impactante de todo esto es ir a los textos originales y dejar que ellos mismos nos hablen, nos cuenten esta historia de hace más de dos mil quinientos años que llega hasta nosotros y que en realidad, fijaros, no nos tiene que sorprender.


Lo que nos debe sorprender es nuestra ignorancia respecto a ello.

A Darwin no le sorprendió esto. Darwin tenía una formación clásica en la que había estudiado a los griegos y era perfectamente consciente

de que se habían barajado estas ideas. Él no se sentía como una persona original.

Evidentemente, el desarrollo, la teoría, aportó pruebas, la refino, pero él tenía un enorme conocimiento de los clásicos. Lo mismo pasa con Galileo, con Copérnico, con Newton, con los grandes revolucionarios de la ciencia

moderna.


El primer texto que vamos a leer no es un fragmento, sino que es una noticia extraída de la Física de Aristóteles.


Es un texto, sin embargo, algo raro. Vamos a leerlo despacio porque parece planteado de una forma muy extraña. Pero para que lo entendáis, lo que ocurre en este texto es que Aristóteles está planteando su teoría del fijismo de las especies.


Aristóteles era un fijista, es decir, un pensador que consideraba imposible la transformación, la evolución de las especies. Según él, los animales, todos los seres vivos han tenido, tendrán siempre la misma forma, la misma morfología, y no ha habido jamás ningún cambio como fijista. Por tanto, en este

capítulo de la Física, Aristóteles está planteando su teoría y como siempre hace y es algo que se lo agradeceremos eternamente.


Antes de plantear sus ideas, Aristóteles repasa las teorías rivales y las teorías parecidas, pues en un repaso de las teorías rivales va a criticar a Empédocles.

Empédocles es un transformista. Mientras que Aristóteles es un fista, va a repasar la posición de Empédocles, dejándonos un regalo increíble y fabuloso, dándonos detalles acerca de la posición mantenida por Empédocles, en la que

el azar, en la evolución, en la transformación, digamos, no evolución hasta Darwin.



Pero en la transformismo de las especies es absolutamente capital.

Vayamos al texto en el que vais a ver a Aristóteles hablando de una forma un tanto irónica acerca de la del planteamiento de Empédocles.

Nos dice Aristóteles:



"¿Y qué impide que las partes de la naturaleza lleguen a ser también por necesidad? Por ejemplo, que los dientes incisivos lleguen a ser por necesidad, afilados y aptos para cortar los molares planos y útiles para masticar el alimento, puesto que no surgieron así por un fin, sino que fue por una coincidencia. Pero en cambio, Empédocles sostiene que sobrevivieron las que por casualidad estaban convenientemente constituidas, las que por casualidad estaban convenientemente adaptadas al medio y solamente las adaptadas

al medio sobreviven, mientras que las que no estaban perecieron, se siguen extinguiendo y continúan pereciendo como los terneros de rostro humano de los que habla Empédocles."



Los terneros de rostro humano son unos horribles monstruos, unas deformaciones de la naturaleza, pues ovejas que nacen deformadas.

Y Empédocles señalaba que ese tipo de animales, al no poder adaptarse, al no poder sobrevivir, mueren, mientras que los que están bien conformados sobreviven.


Evidentemente es una versión primitiva, pero es el germen absoluto e incuestionable de la idea del transformismo de las especies.


Tenemos más fragmentos, tenemos más textos fabulosos:



"Empédocles afirma que los árboles fueron los primeros seres vivos que surgieron de la tierra las plantas, los árboles, como los primeros seres vivos, antes de que el sol se expandiera por alrededor y antes de que el día y la noche se distinguieron por la proporción de su mezcla, contienen en sí lo propio

del macho y la hembra."



"Empédocles dijo que las primeras generaciones de animales y plantas no nacieron en modo alguno completas, sino desmembradas en partes que no se habían generado juntas. Las segundas generaciones hechas de miembros generados juntos eran como seres de pesadilla, las terceras de hechuras completas, y las cuartas ya no eran de los elementos semejantes, sino ya unos de otros en unos por condensación de su alimento. En otros, porque la hermosura de las hembras produjo una excitación del impulso procreador.

En las especies de los animales todo se diferenciaron por las cualidades de sus combinaciones. Unas tienden hacia el agua como el impulso más propio, otras a echarse a volar hacia el aire. Las que tienen más elemento ígneo que otras, las más pesadas hacia la tierra y las más equilibradas en la mezcla, armonizan con todos los ámbitos."



Esta es la explicación que nos ofrece Aecio, también muy interesante, en la que le atribuye a Empédocles una idea de una evolución en la configuración de las especies vivas de los seres vivos, que va cambiando a lo largo del tiempo, haciéndose cada vez más compleja y cada vez más adaptada, cada vez más perdurable, más estable.



Siguiente fragmento Empédocles:


"Bajo el dominio de la amistad se generan primero como el azar los dispuso miembros de animales como cabezas, manos y pies, así como trozos sueltos, elementos sueltos.

Cuando estos mismos miembros se unieron entre sí de un modo que les permitió conseguir su propia conservación. Es como si en el momento inicial hubiera órganos sueltos con capacidades sueltas y debido al movimiento

constante y al azar. Finalmente, en un momento determinado llegaron a una configuración que les permitía que conservarse, sobrevivir. En ese momento se tornaron animales y se conservaron porque colmaba el uno las necesidades del otro."


Esto parece el origen de la vida en la tierra.

Esas primeras formas de vida unicelulares, básicas, en las que cada una de ellas hacía una función diferente. Posteriormente se unieron para generar seres multicelulares en los cuales colaboraban elementos simples para generar vida más compleja. Y cómo sobrevivieron aquellos que consiguieron conservarse y perdurar en el tiempo?


Debajo un conjunto de ideas básicas, aunque no sean completamente precisas, evidentemente. Pero hay unas ideas que se mantienen en el tiempo y regresan una y otra vez. Cuántos de estos miembros se unieron entre sí de un modo que les permitió conseguir su propia conservación?Se tornaron animales y se conservaron porque colmaba el uno las necesidades del otro. Los dientes cortando y triturando el alimento, el estómago digiriendo y el hígado convirtiéndolo ensangre.

Y es que la cabeza de un hombre unido a un cuerpo humano asegura la conservación del conjunto, pero el de una vaca no se compagina y lo destruye.

Cuanto no se unió de acuerdo con la proporción adecuada, pereció.

Magnífica, magnífica explicación, absolutamente fabulosa tanto de la física como de la vida, basadaen la proporción, en la cantidad, en el efecto del azar de dos fuerzas y de cuatro elementos que bastan

para explicarlo todo.

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png