¿Cómo estudiar filosofía?

Actualizado: 12 mar 2021

Te explicamos la mejor técnica para estudiar, comprender y enamorarte para siempre de la filosofía



"Es fácil acabar detestando la filosofía si su abordaje se realiza de forma inadecuada"

.

Un mal profesor o una mala experiencia con la filosofía

-derivada de la tortura de clases tediosas-

puede hacer que, lejos de conocer una de las disciplinas más divertidas, revolucionarias, críticas y transformadoras creadas por nuestra especie, acabemos odiándola profundamente.



Sin embargo, no debemos confundir jamás la filosofía con las personas que la enseñan sin comprenderla, sentirla ni amarla.

Sería como juzgar para siempre la música después de haber escuchado horas graznar a un cantante sin voz ni oído.



“Si la música enamora, la filosofía bien enseñada es pura dinamita.”

.

Pero...

¿Cómo estudiar filosofía para que no se convierta en tortura medieval?


El primer paso es acceder a ella de una forma fresca y dinámica y, para ello, nada mejor que los cursos y las clases audiovisuales.


Impartidas por profesores con talento, gancho; divertidos a la vez que rigurosos especialistas con curricula espectaculares, meterán la filosofía en tus venas de forma irremediable.


 

"No te apresures,

las cosas buenas llevan su tiempo."


El primer consejo es no acercarse a la filosofía por pura desesperación y sin el tiempo necesario. La filosofía es una búsqueda de sentido y esa búsqueda es lenta y compleja, de ahí que se trate de una disciplina que requiere buenos maestros y tiempo.


Los cursos audiovisuales son la forma ideal de introducirse en el pensamiento filosófico ya que ofrecen ventajas que ningún otro tipo de clase puede.


 

“Vuelve a ver las clases todas las veces que quieras”


En primer lugar, el acceso a los cursos y sus clases es ilimitado. Es decir, una vez adquirido un curso, el alumno podrá ver las clases todas las veces que quiera, repetirlas y detenerse en una explicación el tiempo necesario.