Pitágoras y el nacimiento de la metafísica

Estudio detallado de la propuesta filosófica de los pitagóricos con especial énfasis en su consideración del plano abstacto-metafísico



Las propuestas de los pitagóricos significaron un cambio de rumbo para la filosofía presocrática. El materialismo incuestionado de los primeros milesios encontró un nuevo rival en el desarrollo de la perspectiva metafísca por la escuela de Crotona.


Fue gracias a Pitágoras y a sus discípulos cómo la metafísica pasó a formar parte del tronco de estudios de la recién nacida filosofía. Pero para comprender esta capital aportación, es necesario estudiar, en primer lugar las dos tesis nucleares del pitagorismo: la divisón bipartita de la realidad y el dualismo antropológico.


Antes de continuar con nuestro estudio de la metafísica de Pitágoras, si estás interesado en este apasionante periodo de la historia de la filosofía -la etapa presocrática- te recomendamos estos excelentes cursos online que abordan, desde un punto de vista académico riguroso a la vez que ameno, de forma completa esta fase del pensamiento griego.


¡Dos verdaderas joyas que no debes perderte!



Además, podrás ver en su canal de Youtube sesiones completas en abierto como la siguiente dedicada, precisamente, a la metafísica de Pitágoras:



Pasemos ahora, por tanto, al estudio de las dos tesis nucleares de la doctrina pitagórica sobre las cuales nuestros filósofos construyeron su concepción de la arquitectura del cosmos y del propio ser humano.


LA DIVISIÓN BIPARTITA DE LA REALIDAD

En primer lugar los pitagóricos defendieron una extraña pero muy muy influyente concepción dual de la realidad una especie de segmentación de separación de todo lo que existe en dos partes que técnicamente en filosofía se conoce como división bipartita de la realidad.

Según esta teoría dentro de todo lo que es de todo lo que existe de todo lo que podemos concebir dentro de todo lo real es posible distinguir dos planos. Algo así como dos mundos jerárquicamente organizados es decir uno superior al otro y muy diferentes en lo que hace a su composición a su constitución mientras que para los milenios lo recordáis todo lo que existía era un mundo homogéneo todo el mundo físico estaba hecho de lo mismo todo estaba hecho exclusivamente de materia.

Los pitagóricos por su parte introdujeron por primera vez en la historia del pensamiento propiamente filosófico en la tradición filosófica la idea de que literalmente por encima del mundo físico existe un segundo plano aquello que con el tiempo se vendría llamar el plano metafísico metafísica en griego.

Como bien sabéis literalmente significa metafísica aquello que está más allá aquello que está por encima de la física pero que por encima qué quiere decir esto el nuevo mundo metafísico estaría según los pitagóricos conformado por un conjunto de seres de entidades muy diferentes a lo que nosotros conocemos a lo que nosotros podemos tocar a lo que nosotros podemos sentir en el mundo natural las criaturas de ese mundo superior metafísico serían entidades inmateriales puramente espirituales inmutables es decir ajenas al tiempo ajenas al cambio ajenas al envejecimiento a la degradación.

Y entre ellas están, por ejemplo, las almas de los seres humanos pero también los números y las figuras geométricas en segundo lugar este mundo metafísico es además según los pitagóricos atentos la fuente y la explicación de todo el orden que determina y organiza el mundo físico cambiante y perecedero en el que nosotros estamos fijados.

Atentos al término de terminar porque volvemos aquí a la idea de la Peyron de Anaximandro. Según los pitagóricos el mundo físico el mundo de aquí abajo el plano de la naturaleza estaría hecho de una materia anárquica de una materia caótica de una materia indeterminada sólo por medio de la acción del plano metafísico.

En primer lugar los pitagóricos defendieron una extraña pero muy muy influyente concepción dual de la realidad una especie de segmentación de separación de todo lo que existe en dos partes que técnicamente en filosofía se conoce como división bipartita de la realidad.

Según esta teoría dentro de todo lo que es de todo lo que existe de todo lo que podemos concebir dentro de todo lo real es posible distinguir dos planos.

Algo así como dos mundos jerárquicamente organizados es decir uno superior al otro y muy diferentes en lo que hace a su composición a su constitución mientras que para los milenios lo recordáis todo lo que existía era un mundo homogéneo todo el mundo físico estaba hecho de lo mismo todo estaba hecho exclusivamente de materia.

Los pitagóricos por su parte introdujeron por primera vez en la historia del pensamiento propiamente filosófico en la tradición filosófica la idea de que literalmente por encima del mundo físico existe un segundo plano aquello que con el tiempo se vendría llamar el plano metafísico metafísica en griego.

Como bien sabéis literalmente significa metafísica aquello que está más allá aquello que está por encima de la física pero que por encima qué quiere decir esto el nuevo mundo metafísico estaría según los pitagóricos conformado por un conjunto de seres de entidades muy diferentes a lo que nosotros conocemos a lo que nosotros podemos tocar a lo que nosotros podemos sentir en el mundo natural las criaturas de ese mundo superior metafísico serían entidades inmateriales puramente espirituales inmutables es decir ajenas al tiempo ajenas al cambio ajenas al envejecimiento a la degradación. Y entre ellas están, como veremos por ejemplo las almas de los seres humanos pero también los números y las figuras geométricas en segundo lugar este mundo metafísico es además según los pitagóricos atentos la fuente y la explicación de todo el orden que determina y organiza el mundo físico cambiante y perecedero en el que nosotros estamos fijados.

Según los pitagóricos el mundo físico el mundo de aquí abajo el plano de la naturaleza estaría hecho de una materia anárquica de una materia caótica de una materia indeterminada sólo por medio de la acción del plano metafísico.

Este desorden el caos de la materia se convierte el orden en ley y en regularidad es decir según los pitagóricos del mundo metafísico ganarían algo así como el conjunto de leyes el conjunto de regularidades la estabilidad que mantiene cohesionado al mundo físico allí arriba el del plano metafísico se encuentra según los pitagóricos la verdad la simetría la belleza el número la medida. De modo que sólo porque la materia obedece a este orden metafísico del cual proceden como acabo de decir también las matemáticas sólo porque la materia obedece al plano metafísico de las matemáticas es estable y cognoscible.

En este sentido lo primero que hizo Pitágoras fue romper hacer literalmente saltar por los aires el principio de homogeneidad entre la causa y el efecto que había exigido tales ahora dentro de la filosofía pitagórica un conjunto de causas literalmente sobrenaturales o supra naturales un conjunto de causas claramente no físicas son las que explican ordenan y regulan el mundo físico y el mundo natural. Para entender la naturaleza por tanto en este sistema de pensamiento pitagórico es necesario entrar en contacto con el plano metafísico.


Pero cómo puede el ser humano hacer esto cómo podemos nosotros de pronto conectar con ese mundo metafísico de las ideas de las matemáticas solamente por medio de la razón abstracta es decir el ser humano puede conectar con ese plano superior de la realidad mediante el uso puramente formal y teórico de su mente que aparece aquí como la única vía capaz de conectar con el plano inmaterial en el que habita la verdad los números las matemáticas un plano por tanto completamente vedado a nuestros sentidos y a nuestro cuerpo físico.

Pitágoras por tanto como podéis observar desgaja el mundo en dos y otorga todo el prestigio toda la primacía toda la importancia al plano metafísico de las cosas diciendo que estas son superiores porque no están hechas de materia cambiante y perecedera y que por ello mismo son capaces de permanecer eternamente perfectas e idénticas a sí mismas. Pongamos por ejemplo el triángulo de acuerdo el triángulo como figura geométrica teórica es una entidad a la que no afecta en ningún sentido el paso del tiempo nosotros envejecemos nos volvemos cada vez más arrugados más feos.

Finalmente morimos pero el triángulo desde el punto de vista puro formal matemático no sufre ningún tipo de cambio con el tiempo ya pasen 10000 millones de años el triángulo seguirá siendo triangular sus lados serán absolutamente perfectos y la suma de todos sus ángulos serán eternamente 180 grados.

El número 5 tampoco se ve alterado por el tiempo es decir aquello que habita en el plano metafísico según Pitágoras es esencialmente superior ya que es absolutamente inmune a la degeneración a la corrupción y a la muerte de pronto por tanto un plano de la realidad que no se puede ver que no se puede sentir que no se puede experimentar se transformó en el lugar privilegiado de la verdad en un lugar al que sólo se llega a través de la mente humana y por el cual debemos explicar todo lo que está fuera de nuestra mente. Seguro que suenan estos son los primeros pasos de la matemática acción del mundo físico pero fijarosque esto que nosotros tenemos como absolutamente natural como evidente claro las matemáticas explican en el mundo físico en realidad tiene un origen mucho más complejo mucho más interesante basado simplemente en la apuesta metafísica de un filósofo profundamente influenciado por religiones orientales. Quién lo iba a decir al hacer esto además al introducir esta primacía de lo metafísico.

Pitágoras sin embargo no logró exterminar no logró aniquilar completamente y para siempre la visión milenaria del mundo que era la que postulaba la idea de una unidad material para los milenios. Lo único que existía era la materia y no había nada espiritual ni material. Pitágoras no aniquiló esta otra visión sino que dio lugar a la gran escisión a la mayor y más durable división de la historia de la filosofía.

En este punto nuestro recién nacido camino filosófico se fracturó en dos por un lado la vía de los herederos de Tales de Mileto los llamados fiscalistas materialistas puros que aceptaran la regla de la homogeneidad entre la causa del efecto y que con el paso del tiempo con el paso de los siglos se acabarían convirtiendo los futuros padres de las ciencias en los futuros científicos que florecerán en la modernidad.

Los llamados filósofos de la naturaleza los filósofos de los sentidos los filósofos de lo inmanente de la materia del movimiento y por el otro lado nuestra gran escisión estarán los metafísicos defensores de la existencia de un plano espiritual trascendente superior que hallaremos prácticamente en todas las épocas de la historia de la filosofía occidental pero que tendrán ante todo y sobre todo su máximo momento de esplendor en la Edad Media apoyados fundamentalmente por las grandes religiones monoteístas establecidas en Europa que como todos sabemos defienden la existencia de otros planos de un plano metafísico superior.

La historia de Occidente desde este momento ha sido simplemente un cambio de manos del poder de un bando a otro. Algunos períodos serán épocas doradas para los metafísicos y de persecución para los materialistas y viceversa.

Como todos sabéis y todo todo esto comenzó con Pitágoras hace poco decíamos además que Pitágoras había influido en la mentalidad de Occidente a través de Platón a través de los diálogos platónicos.

Bien pues estos dos grandes bandos de la filosofía en la que se va a fragmentar la historia del pensamiento occidental a partir de este momento también suelen perso unificarse con el enfrentamiento entre Platón y Aristóteles. Platón seguidor de las ideas de Pitágoras fue el padre de las filosofías que defienden visiones trascendentes que hablan de mundos y de entidades sobrenaturales como regidoras del mundo físico.

Platón fue el creador de la teoría del mundo de las ideas que todos conocéis y que como bien sabéis a las matemáticas como modelo privilegiado de conocimiento. Las matemáticas son para Platón la prueba irrefutable de que el mundo de las ideas existe de que en algún lugar está ese triángulo teórico ese número cinco teórico.

En cambio a Aristóteles por su parte rechazó por completo la posición de su maestro de Platón y consideró que el mundo de las ideas era una especie de invento banal que nada en la realidad que nos rodea nos permite pensar en la existencia de facto de un mundo metafísico de un mundo de las ideas y que lo único que hoy existe es el mundo físico el mundo material dinámico que nos rodea y que las matemáticas son simplemente un lenguaje teórico creado por el hombre pero que no tiene una correspondencia en otro plano de la realidad. Aristóteles encarna por tanto la imagen del pragmático del empirista basado en la observación en los sentidos y en la inducción. Aristóteles es el príncipe del realismo epistemológico mientras que Platón y Pitágoras son los reyes del idealismo con Pitágoras por tanto se abrió una nueva gran rama de la filosofía la metafísica.

Así a mediados del siglo sexto antes de nuestra era tendremos por un lado ya en la historia de la filosofía dos grandísimas corrientes dos grandes disciplinas por un lado la física que acompaña a la filosofía desde su nacimiento y que seguirá desarrollándose unida a la filosofía hasta bien entrada a la modernidad y por el otro lado tenemos la metafísica que nace con Pitágoras y es asimilada por Platón la segunda gran tesis del citado barismo junto a esta división bipartita de la realidad entre el plano físico y el plano metafísico fue el dualismo antropológico que no es otra cosa que a semejanza del esquema cósmico una especie de división una partición en dos del propio ser humano.

Toda la antropología pitagórica descansa sobre la idea de que el hombre es una criatura dual el ser humano es una especie de compuesto mixto formado por dos cosas completamente diferentes.

Por un lado el ser humano está compuesto por un cuerpo material un cuerpo físico cambiante mutable perecedero enfermizo dominado por las pasiones y mortal un cuerpo destinado a desaparecer a descomponerse y a volver a la materia física de la que salió y por el otro lado el ser humano está formado por un alma inmaterial eterna pura inalterable que no procede de este mundo natural y cambiante sino que literalmente según los pitagóricos ha caído desde el mundo metafísico.

Las almas de los seres humanos son según nuestros filósofos cosas muy parecidas al triángulo teórico o al número cinco es decir las almas vendrían a ser entidades supra naturales que debido a algún tipo de falta o de pecado han quedado atrapadas en este sucio cuerpo mortal. Esta alma caída del cielo metafísico está según los pitagóricos además condenada a una cadena interminable de reencarnaciones.

Aquí está el influjo de las religiones orientales es decir el alma pura e inmaterial está condenada a verse infinitamente encerrada en la carne reencarnación volver a entrar una y otra vez en la materia en la carne que la ahoga y la aprisiona.

La meta de nuestra vida de ser por tanto según los pitagóricos librarnos de esta cadena de reencarnaciones escapar de ella. Y ello a qué atentos solamente se puede hacer por medio de una vía atentos la salvación del alma. Solamente se puede lograr a través del conocimiento físico matemático de la realidad.

Como atentos a esta increíble fusión sincrética entre misticismo y filosofía para los pitagóricos la expiación espiritual del alma y su liberación del pecado que la condena a volver una y otra vez a la carne no se puede lograr.

Al estilo hindú al estilo budista mediante penitencias meditaciones oraciones o sacrificios sino por medio de un proceso de esfuerzo y elevación intelectual que permite al individuo salir de las sombras de la ignorancia desarrollar su mente y alcanzar el grado más alto de conocimiento matemático teórico solamente por medio del saber verdadero del conocimiento preciso y cierto que ofrecen ciencias como las matemáticas se puede alcanzar la meta de la vida. Para los pitagóricos las matemáticas no son aquí una ciencia que simplemente cultivamos para poder arar el campo construir pirámides o contar el número de sacos de grano del faraón.

Las matemáticas no son esa cosa práctica de andar por casa que nos ayudan a comerciar y a bañarnos mejor en el mundo sino que constituyen la vía primera y exclusiva para que el alma inmortal humana pueda volver de modo permanente al lugar al que pertenece. A este plano metafísico de la realidad es aquí donde las ideas místico religiosas del pitagórico se fusionan se unen con sus aspiraciones matematico filosóficas algo sin duda muy sorprendente y muy extraño para nuestros oídos. Incluso lo era para la propia época de Pitágoras.

Pero algo capital para el desarrollo del pensamiento de Occidente frente a otras religiones que exigen el culto a los dioses y la práctica de rezos de liturgias repetitivas. Los pitagóricos afirmaran literalmente que solo el que llega a convertirse en filósofo puede alcanzar la felicidad y el máximo objetivo espiritual.


Es decir no basta con repetir frases bonitas no basta con ir a rezar. Hay que comprender y nadie puede comprender por nosotros. Nadie puede pensar por nosotros nadie puede ser Macerata por nosotros para que lo entendáis. Los pitagóricos entendían que con este conocimiento ocurría algo así como cuando nosotros intentamos aprender a resolver ecuaciones verdad por mucho que nos expliquen un trillón de veces cómo se resuelve esa ecuación hasta que nosotros no somos capaces de resolverla por nosotros mismos. Hasta que no sabemos el truco para resolver una ecuación en realidad no sabemos en realidad no hemos alcanzado el conocimiento.

Así que para el protagonismo cada ser humano individual tiene que alcanzar este conocimiento teórico tan elevado y por ello gran parte de los matemáticos de la escuela se convirtieron en grandísimos físico matemáticos de verdad porque les iba la salvación de su alma en ellos.

Entendéis por qué el protagonismo es una escuela una secta filosófica tan complicada pero por qué al mismo tiempo todos ellos se dedicaron con un afán con una sed insaciable al estudio serio preciso y profundo de las matemáticas. Así la salvación pitagórica es autónoma individual personal y pasa por esta conexión con el plano metafísico por medio de las matemáticas que se convierten así en una especie de hilo una especie de escalera invisible entre el mundo natural en el que nosotros vivimos y el plano metafísico.

La única forma que tiene el ser humano de conectar con ese mundo de las cosas que no envejecen que nose degradan son las matemáticas que nos hablan de triángulos de números de esas cosas eternas. Si nos dedicamos a estudiar solamente un aspecto del pitagórico en realidad lo que tendremos es una teoría incompleta Es decir no tenemos haciendo verdadera historia la filosofía aunque nos moleste esta parte mística aunque no nos guste tanto estaremos falseando la verdadera naturaleza de la filosofía pitagórica.

Si no entendemos las dos partes de la teoría así que antes de adentrarnos en el estudio de las matemáticas pitagóricas sé que todos lleváis esperando casi desde el principio de este bloque no seáis impacientes.

Os propongo que profundicemos un poco más en esta idea de metempsicosis en esta idea de transmigración de las almas porque fue enormemente influyente no solamente en el protagonismo sino en otras filosofías posteriores en otras filosofías occidentales muy importantes reaparecerá en el período clásico en la Edad Media en la modernidad así que es importante que tengamos claro esta teoría y después una vez aclaradas estas ideas acerca de la psicosis pitagórica pasaremos eso sí al estudio ya preparados de las matemáticas y de la cosmología la astronomía pitagórica.




Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png