Orfismo y pitagorismo: relaciones e influjos

Actualizado: 19 oct 2021

Estudio detallado del papel que tuvo la religió órfica sobre algunas de las tesis principales de la filosofía de Pitágoras


La defensa por parte de Pitágoras de tesis tan extrañas como la transmigración de las almas o el vegetarianismo resultaba escandalosa e inquietante para sus contemporáneos ya que eran ajenas a la tradición mitológica griega a la religión olímpica que se cultivaba en la región de la Hélade.


Los influjos orientales sobre el pensamiento de Pitágoras fueron múltiples y muy intensos sobre todo debido a los numerosos viajes que realizó a lo largo de su juventud. Pero si analizamos con más detalle los textos que han llegado hasta nosotros, más allá de Egipto o de Mesopotamia es posible observar que entre todas las fuentes que inspiraron a nuestro gran Pitágoras hubo una religión, en especial, que los historiadores consideran como la piedra de toque para explicar

toda la mística del protagonismo: el orfismo.


 

Antes de continuar con nuestro estudio del influjo del orfismo sobre el pitagorismo, si estás interesado en este apasionante periodo de la historia de la filosofía -la etapa presocrática- te recomendamos estos excelentes cursos online que abordan, desde un punto de vista académico riguroso a la vez que ameno, de forma completa esta fase del pensamiento griego.


¡Dos verdaderas joyas que no debes perderte!




¡Puedes verlo en Youtube! Aquí te dejamos el enlace a la lista de reproducción de todos los capítulos:


https://youtube.com/playlist?list=PL9aTN4Co7wsnE5zlU80_l0VNduwyjPNx7



Aquí tienes un ejemplo:




¿QUÉ FUE LA RELIGIÓN ÓRFICA?


Explicar qué fue exactamente del orfismo o la religión órfica es una de las tareas más arduas para los estudiosos del período griego ya que esta atípica forma de espiritualidad aglutinó una amalgama tan diversa y tan heterogénea de creencias que es absolutamente imposible hablar de un culto unificado.



Más bien el orfismo no fue una única religión sino corrientes que aparecían y desaparecían que se fundían y que se separaban a lo largo del tiempo hasta mediados del siglo XX. De hecho nuestro conocimiento sobre el orfismo era realmente vago muy muy impreciso y se basaba más en las intuiciones y suposiciones y casi invenciones de los historiadores que en verdaderas pruebas empíricas.