El nacimiento de la tragedia: Nietzsche

Actualizado: 24 de may de 2019

Análisis de las tesis principales expuestas por el gran filosofo alemán Friedrich Nietzsche en su obra de juventud El nacimiento de la tragedia


Todo principio, en la filosofía, comienza en Grecia, el origen está siempre en los griegos. Por primera vez, en la historia de la humanidad, hace más de 2500 años, unos personajes, unos extranjeros, limítrofes, en la periferia de la hélade, no en el centro, en las regiones exteriores, no en Atenas, sino en Mileto, comenzaron a desarrollar una actividad completamente única y original que habría de transformar la historia de la humanidad.

Por primera vez, el ser humano inició un camino en solitario basado en la ruptura de la carga de los principios tradicionales.

Hace más de 2500 años en Grecia nació la filosofía.


Y si los griegos son el comienzo de la filosofía, en seguida, en seguida podremos comprobar cómo los griegos fueron también el comienzo del pensamiento de Nietzsche que arranca con su primera obra de juventud:

El nacimiento de la tragedia.


Antes de continuar con nuestro estudio de la primera obra de Nietzsche, si estás interesado en su filosofía y en profunizar en su conocimiento, te recomendamos este magnífico curso online que aborda las ideas nucleares de toda su producción intelectual.


¡Una verdadera joya que no debes perderte!


Aquí puedes ver en abierto un fragmento del curso dedicado precisamente al Nacimiento de la tragedia.







Por ello es necesario hacer, en primer lugar, un pequeño paréntesis para repasar, brevemente, las características fundamentales del pensamiento filosófico en su nacimiento y ver cómo, el 80% de la filosofía de Nietzsche se sustenta en los ideales desarrollados y planteados en los albores de la filosofía por los presocráticos.


Por tanto, a continuación analizaremos cuáles son las principales características de la filosofía en su principio y, evidentemente, también de toda la historia de la filosofía.

Todo buen filósofo es realmente un buen filósofo porque cumple estos requisitos, si no, no es un gran filósofo.


Nos vamos a refierir, a los albores de la filosofía, es decir, vamos a habler de los presocráticos – Tales, Anaxímenes, Anaximandro- los primeros filósofos.

Individuos que, si bien procedían de las fronteras del mundo griego, de regiones muy alejadas de la Atenas que protagonizará la gloria de la filosofía clásica estaban, sin embargo, en un clima cultural, en un contextocultural, muy definido que era el de la religión olímpica griega.


No obstante, cuando esos extraños personajes empezaron a hacer esta cosa tan rara llamada “filosofía” lo primero que hicieron fue rechazar todo lo que constituía la narración tradicional, mítica, religiosa que habían recibido acerca de cómo está constituida la naturaleza, cómo debe conformarse el Estado, qué es el ser humano.


Digamos que el primer movimiento del filósofo es rechazar la tradición. Es decir, en la construcción de la filosofía, rechazarlos elementos mítico-religiosos tradicionales.

En ningún filósofo vamos a encontrar, -sobre todo en los primeros, pero tampoco en Aristóteles y ni siquiera en Platón, ahora lo vamos a ver y os lo voy a explicar – referencias a Zeus, a Hera… no están los dioses clásicos.

Tales se va a preguntar ¿cómo surgió la naturaleza? ¿cuál es su base elemental? ¿Acaso los griegos no disponían ya de una respuesta a estas preguntas? Pero Tales no dirá en sus textos que Zeus cogió el rayo y lo lanzó, o que Gea yació con Cronos, sino que Tales va a decir que hay un elemento que es el agua que lo compone todo, Anaxímenes tomará el aire, Heráclito el fuego, Empédicoles los cuatro elementos o raíces. Cada uno pondrá sobre la mesa su propia explicación acerca de la naturaleza, pero siempre rechazando los elementos mítico religiosos tradicionales.


Platón, por su parte, es un creador de mitos. Él no emplea los mitos tradicionales sino que él mismo genera narraciones para explicar su filosofía.

Y en Aristóteles, por supuesto, no hay ni rastro, ni una coma dedicada a la mitología tradicional. Simplemente se habla acerca de la artquitectura de la realidad sin hacer referencia ninguna a dioses o divinidades tal como éstos eran concebidos en su entorno cutlural. El único dios que aparece en el pensamiento aristotélico es el famosísimo motor inmóvil, que es eso, simplemente una explicación o conclusión deducida lógicamente para dar una explicación a la eternidad del movimiento. Pero su dios, si es que se le puede llamar así, ni crea, ni se relaciona con los hombres, ni tiene ataques de ira ni ha venido a salvar o castigar a nadie. Es simplemente un motor, como el motor de un coche.


Un segundo elemento distintivo y característico de la filosofía en su nacimiento es el énfasis en la capacidad individual de cada sujeto de proponer nuevas teorías. Capacidad individual. Mientras que los pensamientos religiosos suelen ser acervos de todo un conjunto de normas y creencias colectivas que se van heredando, de tal forma que toda la clave del pensamiento religioso es que esa herencia se mantenga intacta a lo largo de las generaciones.


Un dios o un profeta dice determinadas frases o sentencias – frases explicativas que se refieren a la ética, la política, la naturaleza- y esas frases deben mantenerse puras, inalteradas siempre. Lo propio, lo adecuado en lo que hace a un discurso religioso es mantener la pureza de la palabra sin ningún tipo de variación.

En cambio, los filósofos van a construir una forma de pensamiento completamente diferente, casi opuesta, en la que cada individuo, cada pensador, está llamado a dar su propia explicación individual acerca del cosmos como totalidad o acerca de una de sus partes constitutivas, la naturaleza humana, la biología..etc.

Evidentemente no la religiosa mítica sino la suya. Todos individualmente, no como conjunto, estamos llamados a hacer un esfuerzo por explicar. Además, nuevas teorías, la idea de la originalidad es extremadamente importante, en diálogo con los demás.


Es decir, Anaxímenes habla con Tales, tiene en cuenta la teoría de su antecesor y la mejora. Heráclito también lo hace, Aristóteles, los estudia y cita a todos. Críticamente, pero siempre en díalogo.

Un discurso religioso no entra en diálogo con otros discursos religiosos porque colapsaría. En su propia esencia no está eso, sino que cada religión tiende a considerarse como la verdadera e ignora de algún modo a las demás. Esto es lo más frecuente.




Por tanto, otra idea fundamental de la filosofía es la del diálogo y la consideración de las propuestas de los pensadores anteriores. Hay una tradición filosófica crítica.

Tenemos en cuenta las ideas de los que nos han precedido, pero no para adorarlas, sino para criticarlas, mejorarlas, ampliarlas, perfilarlas…etc.

Tercera exigencia del tipo de pensamiento que introduce la filosofía, la de ofrecer una explicación racionalde la realidad.

¿Qué quiere decir en este caso racional? Que no podemos emplear para la explicación de la naturaleza, que era lo que hacían los primeros filósofos los físicos milesios, causas sobrenaturales. No vale, cuando no sabemos explicar algo decir que, en realidad las aguas se mueven porque Poseidón está enfadado y las está agitando su tridente.

Ninguna causa sobrenatural para explicar lo natural. Este principio se llama “principio de homogeneidad entre la causa y el efecto”. Este principio fue introducido por los presocráticos y consiste en una idea muy sencilla: si el efecto es físico las causas de dicho efecto deben ser necesariamente físicas.

Porque si saltamos pasamos a cualquier posible explicación. Así, para los presocráticos la religión y la teología tienen su lugar mientras que la filosofía es otro tipo de actividad.

La cuarta exigencia que ya está en los presocráticos – esto lo hemos visto en detalle juntos en nuestros cursos dedicados al pensamiento griego- es no solamente vamos a hacer teorías críticas que no se basen en la tradición sino en el diálogo racional, sino que esas teorías tienen que estar construidas u organizadas de una forma muy específica.


Al igual que la poesía tiene una estructura que es la rima, por ejemplo, la filosofía, los tratados filosóficos que en esta época y hasta Newton son filosófico científicos- es lo mismo, tienen que tener una estructura específica que no es otra que la de la coherencia lógica interna de sus posiciones.

Todas las tesis que componen una teoría filosófica deben ser coherentes lógicamente, no puede haber en medio una que contradiga a las demás. Debe haber una limpidez lógica de los axiomas a partir de los cuales extraeremos nuestras conclusines.

Coherencia lógica en la descripción del mundo, explicación y exposición de las teorías.