La filosofía de Lucrecio: De rerum natura

Análisis detallado de las propuestas físicas y filosóficas desarrolladas por Lucrecio en el célebre poema De rerum natura


Apenas sabemos nada de la vida de Lucrecio, tan solo algunas frases sueltas acerca de su vida recogidas en las obstas de autores como Cicerón o Tácito, seguidas por un silencio demoledor. Ningún historiador nos ha legado su biografía, nadie nos ha hablado de él a pesar de que su influjo sobre los filósofos romanos posteriores fue indiscutible.


Sabemos que lo leyeron pero tenían miedo de confesarlo.

De hecho, tras la caída del imperio y durante la Edad Media jamás se hizo referencia a su nombre, su obra fue absolutamente olvidada o ignorada. Sólo en el siglo XV a partir de uno o dos manuscritos atribuidos a Cicerón se pudo volver a recomponer su pensamiento que influyó una vez recuperado, y como veremos hoy, de forma capital en la ciencia moderna. Especialmente en física y química.



 

Antes de continuar con el estudio de la obra de Lucrecio, si estás interesado en la Historia de la Filosofía y en sus grandes figuras, te recomendamos los excelentes cursos online ofrecidos por el

Centro de Estudios Filosóficos Alétheia





DE RERUM NATURA


La única pero grandiosa obra que conservamos de Lucrecio es un poema acerca de la naturaleza. Puede parecer algo raro escribir acerca de las leyes físicas en verso, sobre todo después de que Aristóteles introdujera el modelo del tratado científico, pero Lucrecio quiere emular y rendir un homenaje a los primeros filósofos que hablaron de la physisen hexámetros dactílicos. Poesía, rima, retórica y física estuvieron profundamente unidas en un comienzo y lo que nace unido siempre mantiene lazos de parentesco.



EL ATOMISMO


Tal como vamos a ver en detalle, la propuesta física defendida por Lucrecio es el atomismo, filosofía que se remonta a Grecia y que tuvo como primer desarrollador a Demócrito. Este pensamiento fue posteriormente asimilado por Epicuro como base de su filosofía dando lugar al epicureísmo, filosofía helenística que tiene como base teórica el atomismo de Demócrito y que desarrolló la ética del placer.

Como todas las ideas, tanto de Demócrito como de Epicuro están bellamente recogidas y reflejadas por Lucrecio en su poema vamos a adentrarnos en él y así estudiar de golpe la base física del pensamiento de tres autores ya que con insignificantes diferencias sostuvieron lo mismo.



INVOCACIÓN A VENUS


Nuestro poema empieza de una forma absolutamente sorprendente e inesperada y, como veremos, poco coherente a primera vista respecto a la filosofía que se va a desarrollar posteriormente. Lucrecio comienza invocando a una diosa, a Venus, para dedicarle el poema y pedirle ayuda en el camino de la creación.


“Madre de los griegos, deleite de hombres y dioses, Venus nutricia, que, bajo los signos que en el cielo se deslizan, henches de vida el mar portador de naves y las fructíferas tierras; pues gracias a ti toda especie viviente es concebida y surge a contemplar la luz del sol.(…)

En fin, por mares y montes y arrebatados torrentes, por las frondosas moradas de las aves y las verdeantes llanuras, hundiendo en todos los pechos el bando aguijón del amor, los haces afanosos de propagar las generaciones, cada uno en su especie. Y puesto que tú sola gobiernas la Naturaleza y sin ti nada emerge a las divinas riberas de la luz, y no hay sin ti en el mundo ni amor ni alegría, quisiera que me fueras compañera en escribir el poema que sobre la naturaleza me propongo componer.” Lucrecio, De rerum natura.



La elección de Venus no es en absoluto banal y está cargada de significado simbólico. En primer lugar Lucrecio no elige para invocar protección ni al rey de los dioses romano,