La filosofía de Pitágoras

Actualizado: 2 de dic de 2020

Descubre el pensamiento de uno de los filósofos más importantes de la Antigüedad, aquel que sostuvo , por primera vez, que la naturaleza tiene una estructura matemática.



A la hora de afrontar un estudio sobre la figura de Pitágoras de Samos (569-475 a.C) hemos de advertir, en primer lugar, la problemática existente en torno a su biografía y obra. Si bien parece que Pitágoras existió, lo que sí es evidente es que de forma sistemática todos los descubrimientos desarrollados en el seno de la escuela pitagórica le fueron atribuidos.


Por tanto, cuando hablamos de Pitágoras, de sus doctrinas y descubrimientos, hemos de tener conciencia de que en realidad nos referimos a las reflexiones derivadas del trabajo de un conjunto amplio de personas.




Antes de seguir, si estás interesado en el pensamiento de este grandísimo filósofo y, en general, en la filosofía presocrática, no te debes perder estos dos excelentes cursos online que abordan, a lo largo de más de 20 horas de estudio e interesantísimas lecturas, todo el pensamiento de la primera fase de la filosofía.


La figura de Pitágoras es analizada de forma magistral en el primero de ellos. ¡Échales un vistazo, te van a admirar!




Asimismo, en su canal de Youtube podrás ver en abierto numerosas sesiones de sus cursos como las siguientes dedicadas, precisamente, a la filosofía de Pitágoras:





Pitágoras nació en la isla de Samos, gran emporio comercial de su momento, y según cuentan sus biógrafos participó en el gobierno de la isla ofreciendo su apoyo al tirano Polícrates.

No obstante, diez años más tarde Pitágoras decidió abandonar la ciudad acompañado por una serie de discípulos debido al desenfreno e inmoralidad que la riqueza económica había traído a la isla. El destino de los pitagóricos fue la Magna Grecia – sur de Italia- lugar en el cual se instalaron creando una comunidad caracterizada por una triple dimensión.




La escuela pitagórica era:


a) una secta religiosa de tipo órfico,

b) una escuela de filosofía y

c) un partido político.



El objetivo fundamental de los pitagóricos fue el de tomar el poder político, cosa que lograron durante más de 20 años. No obstante, pasado este tiempo, su gobierno acabó con un gran baño de sangre en el cual murieron la gran mayoría de los pitagóricos.


Desde el punto de vista de sus desarrollos teóricos destacan los siguientes puntos:


a) Pitágoras realizó una reelaboración de las nociones de cosmos y logos distinta a la ofrecida por los filósofos anteriores. Si bien para los milesios cosmos

significaba la existencia de un orden derivado de un principio material, para los

pitagóricos tal principio no era material sino formal.



b) Tomando como ejemplo la música, los pitagóricos hicieron un descubrimiento elemental pero fascinante: la belleza que, en principio, se manifiesta en términos fenoménicos (sensibles) tiene su origen en una proporción matemática que podemos comprender intelectualmente.





Por tanto, para Pitágoras cosmos significa que allí donde el mundo se manifiesta como belleza siempre podemos descubrir proporciones matemáticas. Por tanto, el mundo está ordenado y es bello precisamente porque puede interpretarse desde matemática.


De la combinación de la investigación de los milesios acerca de la observación empírica y de las especulaciones de los pitagóricos en torno a las matemáticas surgieron, como es posible observar, las bases de la ciencia posterior.


No obstante la aportación de los pitagóricos no acaba aquí, sino que hay una segunda idea de capital relevancia para la historia de la filosofía. Tal como hemos señalado más arriba la pitagórica era una secta órfica iniciática que predicaba la idea de la salvación y de un más allá para el ser humano.


De estas consideraciones surgieron una serie de reflexiones en torno a la moralidad ya que precisamente allí donde se habla de salvación aparece el problema de qué conductas pueden llevar a lograr esa salvación.



Los órficos como la mayor parte de las sectas religiosas, defendían dos procedimientos principales. En primer lugar estaba el ascetismo religioso caracterizado por todo un conjunto de práctica y prohibiciones como control estricto de la sexualidad y de la alimentación.



En segundo lugar, el seguimiento de una moral conformada por mandamientos estrictos de cumplimiento obligatorio.


No obstante, frente a otras sectas órficas los pitagóricos habían llegado a la conclusión de que si toda su teoría es verdad, entonces el verdadero sentido de la salvación no eran el ascetismo y la moral – que no quedaron descartados- sino que había algo más.


Ese algo más se deriva de una reflexión estrictamente pitagórica: El mundo está

ordenado porque en él hay proporciones numéricas, pero nuestra experiencia

ordinaria nos dice que allí donde hay orden, tal orden tiene siempre una causa

inteligente.

Desviando su atención desde lo concreto hacia el cosmos en su totalidad, los pitagóricos consideraron que si el mundo está ordenado ese plus de orden tiene que ser explicado por un ser inteligente. Por tanto, desde el momento en el que se introduce la idea de orden desaparecen los dioses que explican fenómenos concretos pero en cambio empieza a hacerse bastante atractiva la idea de un único dios ordenador. Por tanto, la filosofía, de la misma forma que elimina el politeísmo naturalista, hace plausible el monoteísmo ordenador (no creador).


Por tanto, si el orden remite a una inteligencia entonces el aspecto más importante de la salvación es el conocimiento racional de ese orden ya que el atributo fundamental de Dios es el de sabio. De ahí se sigue que si bien es correcto acercarse a Dios desde la moral o el ascetismo, la forma privilegiada de hacerlo es a través del conocimiento.

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png