Kant y la ética del deber

Actualizado: 17 mar 2021

Análisis detallado de los fundamentos de la ética kantiana prestando especial atención a las diferencias que ésta muestra respecto de éticas materiales como la ética aristotélica



La ética deontológica kantiana constituye una crítica radical al modelo aristotélico y el desarrollo de un punto de vista completamente diferente respecto a la moral humana.


La ética kantianaes una ética de tipo deontológico que no prescribe nada en absoluto, es decir, no ofrece contenidos materiales que nos indiquen qué debemos hacer y qué no, y tampoco señala, como en el caso de Aristóteles una jerarquía de valores o virtudes. Frente a la visión griega de la ética, Kant ofrecerá simplemente una fórmula de análisis -el imperativo categórico- que aplicad a todas y cada una de nuestras acción nos dará la respuesta de si éstas son éticamente correctas o no.

 

Antes de continuar con nuestro estudio acerca de la ética del deber de Immanuel Kant, si estás interesado en cuestiones relacionadas con el comportamiento humano, los resortes de la acción y el análisis ético, te recomendamos este magnífico curso online en el que se aborda la visión de los tres más importantes e influyentes pensadores que han desarrollado su obra intelectual en torno al problema de la voluntad, la consciencia y la libertad.


¡Una verdadera joya que no puedes perderte!



Además, en su canal de Youtube podrás ver en abierto numerosas sesiones del curso como la siguiente dedicada a la ética kantiana:





La ética kantiana nos podrá parecer un poco extraña al comienzo, sobre todo comparada con la de Aristóteles que siempre resulta muy natural y más cercana a lo que intuitivamente entendemos como un sistema de valores. Sin embargo, constituye una de las propuestas más audaces e influyentes de occidente, cuyos tentáculos llegan hasta nuestros días así que pasemos a estudiarla.



 

LA CRÍTICA A LA FILOSOFÍA ANTERIOR


Tomando como punto de partida el análisis de la tradición ética anterior, Kant señala que toda ella ha sido un auténtico fracaso. ¿Por qué? ¿Cuál ha sido el error de las éticas de tipo aristotélico?

Según Kant dentro de las éticas clásicas, cualquier virtud que se señale tiene siempre un reverso oscuro. El problema que presentan las virtudes aristotélicas es que su ejercicio no garantiza la bondad moral del individuo que las aplica.

¿Cómo? ¿Kant está diciendo que una persona que hace actos justos no es justa? ¿O una que lleva a cabo actos virtuosos desde el punto de vista de la generosidad no es generosa? Lo que Kant advierte, de forma brillante, es que existe una diferencia radical entre la apariencia exteriorde nuestros actos y su naturaleza interior.

Así, es perfectamente posible, y todos lo sabemos, que un individuo realice actos justos pero no por justicia sino, por ejemplo, paraganarse la aprobación de quien le está contemplando con un fin muy diferente a la justicia misma. Es decir, el individuo puede llevar a cabo un acto “generoso” que le haga “aparecer” ante los demás como una persona generosa, pero llevar a cabo dicho acto no por la generosidad misma sino persiguiendo un objetivo completamente diferente, por ejemplo, para ganar popularidad y conseguir votos. Es decir, un individuo puede llevar a cabo actos justos o generosos no por la justicia misma sino por el poder, el beneficio…etc.