Filosofía medieval: el donatismo

Descripción de los rasgos fundamentales de esta importante corriente del pensamiento medieval


A lo largo de su obra, Agustín de Hipona se enfrentó a tres corrientes principales de pensamiento muy populares y extendidas durante la Alta Edad Media:


- El maniqueísmo

- El donatismo

- y el pelagianismo



Antes de continuar con nuestro estudio del donatismo, si estás interesado en la Historia de la Filosofía y en sus grandes figuras, te recomendamos los excelentes cursos ofrecidos por el

Centro de Estudios Filosóficos Alétheia






El donatismo


La segunda corriente, el doniatismo, fue así llamada por el obispo Donato, su preceptor. Esta corriente procedía de una tradición gnóstica que tendrá influencia en movimientos heréticos hasta el siglo XIII, aunque también en algunos ortodoxos como el franciscano.


Según el obispo Donato, la iglesia sería la comunidad de los perfectos, frente a la comunidad de la imperfección que formaría el resto de la gente. El problema que plantea Donato era que los sacramentos impartidos por un sacerdote en pecado no serían válidos, ya que en pecado es imposible pertenecer a la iglesia. Pero ¿cómo se reconoce al sacerdote perfecto?


Ante esto, Agustín elabora una doctrina en la que el sacramento es siempre el resultado de una acción de Cristo, aunque el instrumento para proporcionarlo sea el sacerdote.


Cristo es la causa eficaz y el sacerdote es la causa instrumental, concepción que será abandonada en el aristotelismo medieval para ser retomada en el siglo XIV. La cusa instrumental se considera como causa no activa, frente a la causa eficaz, que sí lo será. Este problema perdurará hasta la actualidad, aunque se considera que la eficacia del sacramento procede de lo que “se opera cuando se está operando”.




Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png