Estudiar después de la jubilación

Actualizado: 10 abr 2019

Una de las mejores actividades a las que podemos dedicar el merecido descanso de la jubilación son los estudios, descubre todas las opciones y retoma el amor al saber.



El comienzo de la jubilación significa el principio de una nueva etapa vital en la que las decisiones acerca del empleo de nuestro tiempo son capitales. El abandono de la actividad intelectual intensa que supone el trabajo por una fase menos exigente a este nivel puede tener consecuencias en nuestra salud tanto física como anímica.


El aburrimiento y el paulatino anquilosamiento cognitivo son dos peligros que sólo se evitan lanzándose a lo desconocido: a la búsqueda curiosa de nuevos conocimientos.

 

¡No lo dudes, volver a estudiar después de la jubilación es la mejor decisión posible!



Si estás barajando la posibilidad de volver a estudiar, no lo dudes ni un momento; es la mejor decisión que puedes tomar.


La experiencia vital unida a la posibilidad de gozar del conocimiento sin la preocupación de su aplicación práctica inmediata nos permite acercarnos a la belleza de aspectos de la realidad que amamos pero nos hemos visto obligados a dejar atrás, como las humanidades, la filosofía y el arte.





Volver a estudiar supone tantas ventajas que es casi imposible enumerarlas todas.