Diferencia entre ética y moral

Exposición detallada de las diferencias existentes entre estos dos términos relativos a la valoración de las acciones humanas que muchas veces son empleados de forma equívoca



DIFERENCIA ENTRE ÉTICA Y MORAL


A la hora de introducirnos en el complejo mundo del estudio de los valores es necesario distinguir claramente y de una vez para siempre entre ética y moral.

Muchas veces estos dos términos son empleados de forma indistinta, incluso en el ámbito filosófico, pero entre ambos existe una diferencia radical y cuando nos aplicamos al estudio teórico de la ética, dicha diferencia debe quedar patente y debemos evitar a toda costa un uso relajado del lenguaje.


Frente a la ética, que es una rama de la filosofía y por tanto una disciplina crítica, holística, técnica y sometida a constante revisión, la moral no es una disciplina filosófica ni forma parte de las ramas del saber filosófico sino que es el conjunto de normas y reglas de conducta de una sociedad determinada en un momento determinado adopta y respeta.


La moral vendría a ser así el reflejo valorativo de la cultura históricamente determinada de cada pueblo en la que los gustos cambian con las modas y los tiempos. Y la ética la ciencia que estudia el motivo de estos cambios, el contenido de los mismos…etc.



Antes de continuar con nuestro estudio acerca de las diferencias entre ética y moral, si estás interesado en cuestiones relacionadas con el comportamiento humano, los resortes de la acción y el análisis ético, te recomendamos este magnífico curso online en el que se aborda la visión de los tres más importantes e influyentes pensadores que han desarrollado su obra intelectual en torno al problema de la voluntad, la consciencia y la libertad.


¡Una verdadera joya que no puedes perderte!





No obstante la ética no se interesa, inicialmente, por lo que cada pueblo en cada época considera justo o injusto sino que en su versión clásica pretende definir la justicia en sentido universal. Si fuese cosa simplemente de pueblos, sería ético tener esclavos y después ya no lo sería.



UNIVERSAL Y UNIVERSALIZABLE:

LA HUMANIDAD


La ética, por tanto, no es moral precisamente porque, desde un punto de vista racional, pretende ser universal y universalizable y no limitarse a las contingencias siendo este su cuarto rasgo esencial. Pero si existe esta pretensión universal es porque un quinto presupuesto de la ética es la existencia de algo así como la “humanidad”, o lo que es lo mismo, la necesaria igualdad entre los seres humanos en el planto ético, una igualdad que a todos por igual les capacita a comprender y a aceptar determinados valores. Sin la asunción de esta idea sería absolutamente absurdo exigir a los demás determinadas conductas y comportamientos. Sería tan absurdo como la pretensión de pedir cuentas morales a un león por cazar a una gacela.


Así, nuestro sistema ético y (con él el político y el judicial) presupone la existencia de una naturaleza humana común, compartida y unitaria en sus rasgos principalesque mas allá de las diferencias biológicas, biográficas e históricas permite exigir a todo homo sapiensque esté en plenas facultades mentales el respeto y la aceptación de un conjunto de reglas de conducta.