Biografía de Isaac Newton

Actualizado: 21 mar 2019

Biografía del célebre físico británico autor de los Principia mathematica, Isaac Newton



 

NEWTON Y LA CIENCIA MODERNA


 

Todos los esfuerzos realizados en el siglo XVII por construir una nueva ciencia de los cielos y de la Tierra culminaron en Newton. Su obra representa la asimilación de algunos de las más importantes frutos de la revolución científica: la cinemática de Galileo, la astronomía de Kepler, el atomismo de Gassendi y las ideas matemáticas de Descartes.


En la figura de Isaac Newton se combinó toda la esencia del espíritu moderno, un espíritu mestizo y dual, en el que se confundía el método experimental más estricto con el misticismo y la veneración por los más conocimientos de las civilizaciones más antiguas. De algún modo y de forma enormemente paradigmática, Newton aunó en su persona los dos mundos que estaban en combate: la veneración por las autoridades de los antiguos, el respeto absoluto por las Escrituras y el afán de innovación y progreso individual que destilan los textos de Bacon. Es por ello que Newton es, en sentido pleno, el ejemplo más pleno y cuajado de la modernidad.




 

Antes de continuar con nuestro estudio de la biografía y las propuestas científicas de Isaac Newton, si estás interesado en su obra y en profundizar en los fundamentos de la Historia de la Ciencia, te recomendamos este excelente curso online en el que se dedica la tercera parte a un análisis magnífico de sus teorías.


¡Una verdadera joya que no debes perderte!


Aquí te dejamos la clase dedicada a la relación de Newton con la alquimia que puede verse gratuitamente en abierto:



 

Biografía


 

Newton nació en Woolsthrope cerca de Lincolnshire el día de navidad de 1642, el mismo año que murió Galileo. Al igual que Kepler, fue un niño tan pobre como brillante. Hijo póstumo, su padre murió tres meses antes de su nacimiento y poco tiempo después del mismo su madre se volvió a casar con un rico clérigo en cuya casa no había espacio para el pequeño Newton quien fue enviado a vivir con su abuela. Tras una tortuosa infancia caracterizada por las malas notas y el trabajo en el campo, como él mismo cuenta, un golpe en la cabeza tras una pelea con otro niño le hizo comenzar a centrarse en los estudios de los cuales ya no se apartaría hasta su muerte. Con diecinueve años, Newton fue admitido en el Trinity College de Cambridge como subsizar, es decir, como estudiante pobre que se ganaba la manutención trabajando como sirviente de los profesores, haciendo camas de otros estudiantes y sirviendo mesas. Poco después consiguió una beca de estudios que le permitió dejar el trabajo físico. Al terminar sus estudios, su maestro Barrow, un excelente matemático de la época, le cedió su propia cátedra, la famosa cátedralucasianade matemáticas para pasar él a la mucho más prestigiosa cátedra de metafísica.


En Cambridge siguió el currículo establecido al tiempo que llevó a cabo una intensa actividad de lecturas paralelas centradas en las obras de los principales filósofos naturales de la época (hizo amistad con Locke). En esta etapa de lectura juvenil comenzó un cuaderno de anotaciones titulado Quaestiones quaedam philosophicae(algunas cuestiones de filosofía.) en el que anotó sus primeras reflexiones sobre temas como la unión de los cuerpos, el material celestial y los orbes, el sol, las estrellas y los planetas, la gravedad y la levedad, la luz. Debido al estallido de una epidemia de peste, Newton tuvo que abandonar la universidad y retirarse un año en su casa de campo. En menos de 12 meses, en el año 1644, Newton consiguió dominar los progresos realizados en matemáticas desde el Renacimiento especialmente a través de las obras de Descartes y Viète, conviriténdose en uno de los mejores matemáticos de su época.