Arthur Schopenhauer: filosofía

Análisis detallado de los puntos centrales que caracterizan la propuesta filosófica de Arthur Schopenhauer


Schopenhauer nació en Dantzig en el año 1788, y fue hijo de un rico banquero hecho que le permitió pasar los primeros años de su juventud en viajes y dedicado al comercio, hasta que en 1809 se entregó al estudio de la medicina y ciencias naturales en la universidad de Gotinga. Tras la muerte de su padre, quien deseaba que Schopenhauer se dedicara al negocio familiar, pudo iniciar sus estudios de filosofía, los cuales culminaron con la concesión de una plaza de profesor en la universidad de Berlín, plaza que muy pronto perdió debido a la falta de alumnos provocada por la atracción de las clases de Hegel.


 

Antes de continuar con nuestro estudio de la filosofía de Schopenhauer, si estás interesado en la historia de la filosofía y la historia de la ciencia, te recomendamos los excelentes cursos online ofrecidos por el

Centro de Estudios Filosóficos Alétheia



 

EL MUNDO COMO VOLUNTAD

Y REPRESENTACIÓN


 

La obra fundamental y principal de Schopenhauer – aunque podemos encontrar algunos otros opúsculos de menos importancia- es El mundo como voluntad y representación. Estos dos términos marcan el núcleo de su filosofía, de ahí que su estudio nos permita comprender la originalidad de su propuesta.


LA REPRESENTACIÓN


Schopenhauer tomó de Kant la diferencia entre lo que percibimos (fenómeno) y la cosa en sí (noúmeno). El mundo que percibimos no es sino el resultado de nuestras representaciones. «Todo lo que existe, existe para el pensamiento.»


Pero, a diferencia de Kant, Schopenhauer entiende que tenemos un modo de acceder al noúmeno, a la cosa en sí. «Nosotros mismos somos la cosa en sí.» Si por el intelecto accedemos al fenómeno, por el cuerpo podemos acercarnos a la cosa en sí. En este sentido, si bien el conocimiento de que todo lo que nos rodea es puro fenómeno y representación (y por tanto, en realidad no es nada sino una mera ilusión) existe la posibilidad de alcanzar un verdadero conocimiento que no es un conocimiento intelectual o racional, sino un conocimiento sintiente aconceptual de la vida. (Por ejemplo cuando sentimos latir nuestro corazón).



LA VOLUNTAD


Para Schopenhauer la filosofía consiste en conocer la esencia verdadera e íntima del mundo escondida tras los fenómenos y apariencias e identificable con lo que Kant denominaba la cosa en sí. El método único para llegar a este conocimiento, y las fuentes verdaderas de la metafísica misma, deben buscarse en la experiencia, tanto externa como interna.



Los fenómenos todos que percibimos, los diferentes individuos y seres particulares que observamos en el mundo, son efectos, evoluciones, fases, productos de una esencia única, que es la voluntad, la cual existe y se manifiesta como fuerza inconsciente en unas cosas, y como fuerza consciente en otras.



Los minerales con sus fuerzas químicas, las plantas, los animales, el hombre y en

general, todas las cosas con sus gradaciones y diferencias, son resultado y representan objetivaciones de esa fuerza o esencia única que Schopenhauer denomina voluntad.