Aristóteles: el saber y la excelencia en el vivir

Análisis detallado de la teoría ética aristotélica en la que se vincula el saber teórico con la virtud más elevada que puede conducir al hombre a la felicidad y a un vida excelente





PERFECCIÓN Y EXCELENCIA EN EL VIVIR


Las ideas de excelencia y perfección en el ejercicio de una actividad se expresan en griego con la palabra areté que suele traducirse como virtud. Al igual que hay una virtud del violinista, que es propia de aquel que toca el violín de forma excelente, también hay una virtud del hombre.

Al ser humano que es capaz de vivir su vida de forma excelente, el que sabe vivir bien es a aquel al que Aristóteles llama feliz.


Estrictamente hablando, la virtud es la capacidad, no simplemente de hacer algo sino de hacerlo bien. Por ello Aristóteles nos dice que “el bien humano viene a ser la actividad del alma conforme a virtud, y si las virtudes son varias, conforme a la mejor y la más perfecta.

Pero... ¿cuál es la virtud más perfecta del ser humano?



 

Antes de continuar, si estás interesado en la filosofía de Aristóteles, en su concepción de la buena vida y en el resto de su producción intelectual, te recomendamos este excelente curso que analiza con rigor todas las ramas de su pensamiento.


Asimismo, si estás interesado en cuestiones relacionadas con el comportamiento humano, los resortes de la acción y el análisis ético, te recomendamos este magnífico curso online en el que se aborda la visión de los tres más importantes e influyentes pensadores que han desarrollado su obra intelectual en torno al problema de la voluntad, la consciencia y la libertad.


¡Una verdadera joya que no puedes perderte!





LA VIRTUD


“Así pues admitamos en principio que la mejor disposición resulta de los mejores medios, y que las mejores acciones de cada uno provienen de su virtud; por ejemplo, de los mejores esfuerzos y de a mejor alimentación proviene la buena condición física y por la buena constitución física se realizan los mejores esfuerzos. Además, toda disposición es producida y arruinada por los mismos medios aplicados de otra manera, como la salud lo es por la alimentación, los esfuerzos y el clima. (…) Por lo tanto, la virtud es la clase de disposición que resulta de los mejores movimientos del alma; de la que parte la realización de las mejores funciones y emociones del alma; que por los mismos medios es elevada de una manera y de otra manera arruinada.” Ética a Eudemo, 81.


SER FELIZ: EJECER LA VIRTUD

La felicidad del ser humano, por tanto, consiste en el ejercicio de virtuoso de la actividad que le es propia. Es decir Aristóteles establece que la felicidad debe consistir en el ejercicio de la facultad más excelsa y elevada del hombre, y esta facultad no es sino la razón, así que la felicidad perfecta de una vida buena consiste en la actividad intelectual, en la contemplación permanente de la verdad, en el estudio.


En desarrollar y expandir aquellas cualidades que sólo nosotros como seres humanos podemos ejercer: la reflexión, la ciencia, el arte, la música..etc. En estas co