Aristóteles las tres partes del alma y el papel de la contemplación

Exposición detallada de la división aristotélica de los saberes y del papel de la contemplación teórica en la búsqueda de la felicidad basada en un análisis de la naturaleza humana



LOS TRES TIPOS DE SABERES


Para comprender la definición aristotélica de la buena vida y el camino hacia la consecución de la felicidad hemos de acudir a una de las grandes obras de Aristóteles. En la Metafísica, el filósofo distingue en tres los tipos de ciencias o saberes que el ser humano es capaz de desarrollar.


- Saberes teóricos

- Saberes prácticos

- Saberes productivos



La ciencia en su aspecto teórico o entendida como contemplación se ocupa de lo necesario (el necesario movimiento de los astros, por ejemplo), mientras que los conocimientos prácticos y productivos, por el contrario, no versan sobre lo que sucede necesariamente sino sobre lo que puede ser de otra manera a cómo es.



 

Antes de continuar, si estás interesado en la filosofía de Aristóteles, en su concepción de los saberes y en el resto de su producción intelectual, te recomendamos este excelente curso que analiza con rigor todas las ramas de su pensamiento.



Asimismo, si estás interesado en cuestiones relacionadas con el comportamiento humano, los resortes de la acción y el análisis ético, te recomendamos este magnífico curso online en el que se aborda la visión de los tres más importantes e influyentes pensadores que han desarrollado su obra intelectual en torno al problema de la voluntad, la consciencia y la libertad.


¡Una verdadera joya que no puedes perderte!






Ante lo que es o sucede necesariamente no cabe intervención humana alguna, ante ello no cabe actuar sino es conocer, contemplar, de ahí que estos conocimientos sean conocidos como teóricos. Lo que puede ser de otra manera, en cambio, abre un espacio para la acción humana, permite que el hombre intervenga y actúe sobre ello, sea transformando la naturaleza (ámbito de la producción o el hacer) sea dirigiendo su propia conducta de esta u otra manera (ámbito del obrar)

La ética se ocupa del obrar humano no con vistas al saber sino de cara a la vida buena.



 

TRES FORMAS DE ACTUAR