Acusmáticos y matemáticos: los tipos de discípulos en el pitagorsimo

Estudio detallado de los dos grupos que integraron la escuela pitagórica de Crotona dirigida por el gran matemático y filósofo Pitágoras

En el seno de la escuela pitagórica de Crotona era posible encontrar una marcada jerarquía que distinguía fundamentalmente dos tipos dos clases de alumnos.

Por un lado se encontraban los llamados acusmáticos que eran los estudiantes de primer nivel, los recién iniciados o los novicios. El término acúsmata en griego hace referencia literalmente al "sonido del que no se conoce la causa".



Antes de continuar con nuestro estudio los dos tipos de alumnos de la escuela pitagórica de Crotona, si estás interesado en este apasionante periodo de la historia de la filosofía -la etapa presocrática- te recomendamos estos excelentes cursos online que abordan, desde un punto de vista académico riguroso a la vez que ameno, de forma completa esta fase del pensamiento griego.


¡Dos verdaderas joyas que no debes perderte!



Además, en su canal de Youtube podrás ver en abierto numerosas sesiones de los cursos como las siguientes dedicadas a la filosofía pitagórica:

Los acusmáticos constituían un grupo de alumnos iniciados que se dedicaban exclusivamente a oír a escuchar lecciones. Su rutina diaria consistía por tanto en ir a las clases que eran impartidas por un maestro que además estaba siempre oculto detrás de una pantalla detrás de una tela transparente a un maestro que ellos no podían ver directamente y que les impartía exclusivamente contenidos de tipo religioso y moralizante.


Los pitagóricos de este nivel tenían absolutamente prohibido enseñar o comentar a otros no iniciados lo que habían oído en estas clases, así como y esto es importante el acceso a cualquier tipo de contenido físico matemático de la escuela.


Muchos de ellos los que estaban en la etapa primaria ni siquiera podían hablar. Este conjunto de alumnos era además el más amplio y nutrido conformaba lo que podríamos llamar la masa principal del pitagórico el grueso de la escuela y entre sus filas estaban por tanto los más jóvenes y dichos sin paños calientes los más tontos los que tenían una capacidad intelectual más limitada.

Y es que por encima de los acusé mágicos estaban atentos los matemáticos mathemata en griego significa literalmente los que piensan los que aprenden los que pueden ser instruidos entre todos sus discípulos Pitágoras escogía a los que tenían mayores capacidades intelectuales a los más inteligentes y a esos y sólo a esos les enseñaba directamente personalmente los contenidos propiamente filosóficos de la escuela es decir las teorías físicas y matemáticas.


Así en este sentido la matemática es concebida por los pitagóricos como una ciencia que debe ser aprendida en la que uno debe ser instruido un saber que para captarlo para entenderlo requiere cualidades racionales específicas además no todo el mundo.


Incluso aunque se haya iniciado en la escuela pitagórica puede adquirir puede entender los conocimientos matemáticos mientras que si todo el mundo puede escuchar las sentencias de orden moral y espiritual los acusmáticos se constituyeron así en los custodios de las enseñanzas morales de Pitágoras y todo su empeño fue el de repetir sin alteración las palabras del maestro.

Los matemáticos en cambio se consideraron no tanto continuadores de las palabras mismas de Pitágoras sino más bien del espíritu pitagórico de indagación conocimiento y perfeccionamiento intelectual es decir los acusmáticos adoptaron más bien la actitud de los sacerdotes que se limitarían a repetir un texto sagrado al leerlo a memorizarlos sin ponerlo en cuestión y los matemáticos por su parte se transformaron en lo que nosotros entendemos como propiamente filósofos es decir en pensadores que asimilaron una tradición pero la asimilaron de forma crítica y a su vez la ampliaron mediante la duda y la investigación individual racional.

Vamos a leer ahora otro interesantísimo conjunto de noticias de la antigüedad que nos explica con mucho mayor detalle esta división esta escisión entre matemáticos y acusmáticos que como veréis no terminó muy bien.

El primero en hablarnos de ella es Porfirio que nos dice lo siguiente. Pues bien lo que decía sus discípulos Nadie puede afirmarlo con seguridad pues el silencio no era entre ellos algo precisamente ocasional.


“El secretismo pitagórico su doctrina adoptó dos formas y de sus seguidores unos fueron llamados mathematici y otros acusmatici.

Los matemáticos eran los que él había adiestrado en las partes más profundas y más cuidadosamente elaboradas de su sabiduría y los acusmatici los que sólo habían escuchado precepto resumido de sus escritos sin explicación completa y continúa famélico Pitágoras prescribió los pitagóricos tener los bienes en común y pasar todo el tiempo en convivencia en tanto que a los otros los que no formaban parte de la escuela pero que él también instruía. Por ejemplo a los habitantes de Crotona les ordenó tener propiedades privadas si bien debían reunirse en un mismo lugar para realizar un conjunto de actividades escolares.



Por un lado los iniciados los pitagóricos propiamente dichos tenían que renunciar a todas sus propiedades personales y el resto de la aunque era más libre para hacer lo que quisiera tenía que reunirse periódicamente para escuchar las enseñanzas pitagóricas una buena democracia y así esta derivación en ambas modalidades se originó en Pitágoras pero a su vez había dos clases de filosofía según otro modo de concebirla.

Había en efecto dos géneros de los que la practicaban unos acusmáticos otros matemáticos. De ellos los matemáticos eran admitidos por los otros como pitagóricos pero ellos mismos no admitían a los acusmáticos.”


Ya vemos aquí el inicio de los problemas de los roces entre estas dos capas diferentes de discípulos. La filosofía de los acusmáticos consistía en sentencias orales indemostrables y sin fundamento a lo largo del curso veremos la importancia de la demostración y del fundamento racional para el ámbito matemático de la escuela.



En qué debía obrar de tal modo y todas las demás cosas que habían sido dichas por Pitágoras trataban de preservarlas como doctrinas divinas.

Pero ellos no pretendían decir nada por sí mismos ni que pudiera decirse sino que sostenían que incluso los que entre ellos eran mejores en cuanto a la sabiduría eran aquellos que conocían más sentencias orales los acusmáticos simplemente se tomaban las sentencias de Pitágoras al pie de la letra la repetían y nada más y nos añade más información.

Porfirio en efecto era doble la forma de enseñanza.




Aquí vamos a encontrar una explicación de por qué se dividió la escuela en dos.

Porque Pitágoras decidió hacer un grupo de listos y otro de masa que simplemente arengaba mediante sentencias morales. Pitágoras había llegado de Samos en Jonia durante la tiranía de Polícrates y cuando Italia estaba en pleno florecimiento allí se le asociaron los principales hombres de cada polis a los más ancianos de estos ocupados en el manejo de los asuntos políticos. Les hablo sencillamente por resultar difícil hablarles con demostraciones científicas y también por creer que no les beneficiaría menos el no conocer la causa de lo que tenían que hacer a los políticos hay que decirles lo que tienen que hacer no porque dice no les beneficiarían en nada demasiadas explicaciones.

Ellos tienen que ejecutar y punto tal como los que siguen un tratamiento médico no logran menos salud. Si no se les explica por qué deben hacer cada cosa a gente que no necesita explicaciones profundas y filosóficas.

Para Pitágoras los políticos es mejor ni dárselas pero a los más jóvenes les agradaba y eran capaces de aprender y con ellos Pitágoras conversó mediante demostraciones científicas y ellos los matemáticos surgieron a partir de éstos es decir de los más jóvenes mientras que los otros los acusmáticos

A partir de aquellos los más ancianos. Esta es la explicación que nos ofrecen nuestros comentadores de la antigüedad de esta escisión. Pero qué es lo que ocurrió con la escuela. Afectó en algo esta división entre acusmáticos y matemáticos.


Por supuesto lo que ocurrió es que aquí en el bando de los matemáticos siempre hubo menos gente con altas capacidades y evidentemente estos eran los que tenían que hacer demostraciones matemáticas cálculos observaciones filosofía de alto nivel mientras que fue creciendo cada vez más la masa de los acusmáticos de los discípulos que solamente tenían acceso a la parte místico religiosa del pitagórico a la parte fácil en la que simplemente uno tenía que limitarse a repetir unas sentencias que vamos a estudiar enseguida.

Un enorme número de cosméticos y unos pocos matemáticos generó una situación de tensión y mucho más si tenemos en matemáticos eran además los líderes los jefes de la escuela a los que los cosméticos tenían que obedecer las tensiones por tanto no se hicieron esperar entre estos dos grupos hasta que finalmente hubo una grandísima ruptura un cisma en la que los acusmáticos se rebelaron contra los matemáticos no queriendo someterse a sus órdenes y dieron lugar a un protagonismo puramente místico religioso de tal forma que el componente filosófico de la escuela desapareció al poco tiempo de que fuera creada.


Sin embargo este componente fue paradójicamente el que pasó a la historia. La visión del mundo de los matemáticos se convirtió en el gran legado pitagórico y en el rasgo y es el motivo por el cual hoy en día seguimos recordándolo y estudiándolos.

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png