Ana_Minecan_Aletheia_Filosofia_BLANCO_pe

A

Centro de Estudios Filosóficos

ALÉTHEIA

Clase 18: Mérito y felicidad

Sentimos interrumpirte… sabemos que estabas disfrutando del curso, pero para que este pequeño proyecto pueda seguir adelante parte de nuestros contenidos deben ser de pago. De lo contrario Alétheia no podría sobrevivir.

 

El importe de tu matrícula se reinvertirá en más cultura y llegará directamente – y sin intermediarios – a los creadores que con su esfuerzo y pasión hacen posible estos cursos.

 

Si deseas conocer más formas de ayudarnos, descubre nuestro sistema de micro-mecenazgo en Patreon.

 

¡Gracias por tu apoyo!

MATRICULA ETICA.jpg

Una de las principales diferencias que la ética kantiana presenta frente a la propuesta aristotélica es su radical transformación del objetivo que todo ser humano debe perseguir en la vida. 

Mientras que Aristóteles establecía en la Ética a Nicómaco que el fin último de la vida ha de ser la consecución de la felicidad individual, Kant dirá que este es un fin superfluo.

Nuestro objetivo no debe ser el de conseguir la felicidad en sí misma sino lograr ser dignos de mercerla.

La introducción de las nociones de mérito y dignidad significan el viraje de la ética hacia posiciones de corte idealista en las cuales lo importante no son los efectos o consecuencias reales de nuestras acciones sino el estado de nuestra conciencia subjetiva tras realizarlas. 

Este punto nuclear de la ética formal kantiana será estudiado en detalle en esta sesión mediante la lectura de fragmentos escogidos de la Fundamentación de la metafísica de las costumbres y la Cítrica de la razón práctica