El Erecteion

Actualizado: 7 jun 2019

Estudio detallado de las principales características del templo Erecteion situado en la acrópolis de Atenas, con especial atención en las célebres cariátides


En un punto del borde de la ladera septentrional de la acrópolis los atenienses creían que habían quedado marcadas las huellas de la célebre disputa fundacional entre Atenea y Poseidón, es decir, el lugar en el que éste clavó su tridente abriendo una gran brecha de agua salada y el punto exacto donde creció el olivo de Atenea. Allí decidieron por ello construir uno de los más hermosos templos de la época clásica.





 

Antes de continuar con nuestro estudio de la acrópolis de Atenas, si estás interesado en el arte de la Grecia Antigua te recomendamos este magnífico curso online que analiza todo su desarrollo desde las primeras manifestaciones de las islas Cícladas hasta el helenismo.


¡Una verdadera joya que no debes perderte!






El templo tiene, por ello, una triple consagración. A Atenea, a Poseidón, y a uno de los reyes míticos de la ciudad, descendiente de Atenea llamado Erecteo. Erecteion tiene una estructura muy compleja ya que está trazado a diversos niveles. Sus constructores no pudieron -como en el caso del Partenón- nivelar completamente el terreno y construir sobre una base uniforme ya que las tradiciones religiosas obligaban a respetar las marcas sagradas del terreno.

De hecho su arquitecto tuvo que respetar la grieta del tridente de Poseidón alrededor de la cual construyó un brocal de pozo y teniendo que abrir además en el techo un agujero cuadrangular de modo que la huella quedara a cielo abierto, tal como ordenaban los sacerdotes de Poseidón.


En el lado sur de este templo irregular se levanta el célebre pórtico de las cariátides de unos 2,37 metros de altura formado por. Cuatro figuras femeninas en la primera fila y dos a sus espaldas. Vestidas con peplos drapeados actúan a modo de columnas sujetando el entablamento, las cariátides presentan un bellísimo y elaborado peinado que tiene una función de sustentación ya que permite el engrosamiento del cuello para poder aumentar su resistencia.

Las cariátides del Erecteión son atribuidas al escultor Alcámenes, discípulo Fidias. Todas ellas tienen la misma altura (2,31 metros) y más o menos la misma estructura pero presentan pequeñas variaciones en el rostro, el peinado y los atuendos.



 

LAS CARIÁTIDES


 

Casi todas ellas tienen el rostro muy deteriorado y la parte frontal presenta un mayor deterioro por las inclemencias del tiempo que la trasera. Uno de los detalles más bellos de su factura, además del excelente trabajo de las telas, es su elaborado peinado recogido en una gruesa trenza de rizos ondulados por detrás.

Las mujeres soportan su peso sobre una pierna, doblando suavemente la otra, las tres del lado derecho se apoyan sobre su pie izquierdo, mientras las tres del lado opuesto lo hacen sobre el derecho.


Esta posición, que relaja una de las piernas para estirar aquella que sostiene la estructura del cuerpo, es uno de los rasgos principales de la escultura clásica como ya hemos visto y brinda fluidez al conjunto evitandola sensación de rigidez en estas famosísimas columnas. Por cierto, estamos viendo constantemente fotografías de un museo porque éstas son las auténticas cariátides. Las que hoy pueden verse en la acrópolis, al aire libre, son reproducciones que han sido colocadas para proteger las piezas originales de la contaminación y el deterioro.


Pero… ¿a quiénes representan estas bellas mujeres? Ninguna pista ha llegado hasta nuestros días proveniente de sus constructores que, en las inscripciones del templo simplemente las llaman koré o muchachas. La interpretación que se ha hecho más popular en la historia del arte