Aristóteles: estratificación de los elementos

Explicación detallada de la teoría aristotélica de la estratificación de los cuatro elementos



 

Estratificación de los elementos


 

Los elementos aristotélicos no sólo son decisivos para explicar los diversos tipos de movimientos que pueden experimentar los cuerpos sino que, además, resultan capitales para determinar o delimitar el espacio.


El fuego y la tierra son los referentes últimos mediante los cuales se establecen las dos direcciones primeras del espacio –el arriba y el abajo– que no son relativas a la posición del observador sino que pueden definirse, según Aristóteles, en términos absolutos. “[…] en la naturaleza cada una es distinta, independientemente de nuestra posición, pues el arriba no es una dirección casual, sino donde son llevados el fuego y los cuerpos ligeros, y de la misma manera el abajo tampoco es una dirección casual, sino adonde son llevados los cuerpos pesados y terrestres, de manera que ambas direcciones difieren no sólo con respecto a la posición, sino también por un cierto poder” (Fís.IV 1, 208b15-25).



 

Si quieres estudiar en detalle la filosofía aristotélica, te recomendamos este magnífico curso que, a lo largo de más de diez horas aborda todas las disciplinas desarrolladas por este capital pensador: