Ana_Minecan_Aletheia_Filosofia_BLANCO_pe

A

Centro de Estudios Filosóficos

ALÉTHEIA

Clase 16: ¿Miedo al átomo?

la persecución del atomismo en la historia occidental

pitagoras.jpg
matricula-curso-presocraticosII.jpg

Sentimos interrumpirte… sabemos que estabas disfrutando del curso, pero para que este pequeño proyecto pueda seguir adelante parte de nuestros contenidos deben ser de pago. De lo contrario Alétheia no podría sobrevivir.

 

El importe de tu matrícula se reinvertirá en más cultura y llegará directamente – y sin intermediarios – a los creadores que con su esfuerzo y pasión hacen posible estos cursos.

 

Si deseas conocer más formas de ayudarnos, descubre nuestro sistema de micro-mecenazgo en Patreon.

 

¡Gracias por tu apoyo!

Si bien el atomismo fue la teoría física más completa y acabada del periodo presocrático, este mismo atomismo, sin embargo, se transformó con el tiempo en la visión de la naturaleza que más odios, resentimientos y persecuciones ha provocado a lo largo de la historia.

Aunque a primera vista pueda parecer absurdo que a alguien le pueda preocupar el átomo, la física de Demócrito -que representó la forma más radical de materialismo concebida en toda la Antigüedad- sacó de quicio a algunos de los más relevantes pensadores griegos clásicos, fue la pesadilla prohibida y casi exterminada de los medievales y uno de los grandes quebraderos de cabeza de la física moderna hasta nuestros días.

Pero... ¿por qué?

En primer lugar, el atomismo destacó por ser una teoría extremadamente simple y, al mismo tiempo, especialmente eficaz para explicar la naturaleza sin grandes problemas ni contradicciones, siendo, al mismo tiempo, capaz de fusionar las exigencias de la lógica y de los sentidos mediante la postulación de sólo dos principios:

los átomos y el vacío.

Es decir, solamente con dos elementos -partículas materiales y vacío- el atomismo consigue describir, explicar y conciliarlo todo respetando, al mismo tiempo, los problemas lógicos matemáticos que habían puesto sobre la mesa a Pitágoras y Parménides.

Sin embargo, al hacerlo desde una postura estrictamente materialista y radicalmente atea, el atomismo pone en cuestión la necesidad misma de seguir apelando en filosofía a dos elementos que, sin embargo, eran absolutamente fundamentales para las filosofías rivales:

el plano metafísico trascendente

y con él la existencia de lo espiritual.

 

Dedicaremos la totalidad de esta sesión a considerar con detenimiento las razones que a lo largo del tiempo se esgrimieron contra la teoría del átomo, desde el periodo griego clásico hasta la Modernidad.