Centro de Estudios Filosóficos

ALÉTHEIA

Ana_Minecan_Aletheia_Filosofia_BLANCO_pe

A

Clase 29: Giordano Bruno y el orientalismo renacentista

matricularenacimiento.jpg

Sentimos interrumpirte… sabemos que estabas disfrutando del curso, pero para que este pequeño proyecto pueda seguir adelante parte de nuestros contenidos deben ser de pago. De lo contrario Alétheia no podría sobrevivir.

 

El importe de tu matrícula se reinvertirá en más cultura y llegará directamente – y sin intermediarios – a los creadores que con su esfuerzo y pasión hacen posible estos cursos.

 

Si deseas conocer más formas de ayudarnos, descubre nuestro sistema de micro-mecenazgo en Patreon.

 

¡Gracias por tu apoyo!

En la segunda sesión del curso profundizamos en los fundamentos filosóficos del pensamiento de Giordano Bruno, poco conocidos y frecuentemente mal interpretados desde perspectivas esotéricas y exentas del más mínimo rigor historiográfico.

 

Durante toda su vida este polémico y brillantísimo profesor universitario -que expresa mejor que nadie la importancia de los influjos orientales en el pensamiento renacentista-, defendió la propuesta heliocéntrica de Copérnico. 

 

Pero... ¿por qué lo hizo?

 

Giordano Bruno no fue, como Galileo un apasionado astrónomo. De hecho, Giordano jamás usó un telescopio  ni se dedicó al estudio matemático de los astros. 

 

La defensa de Giordano Bruno del sistema copernicano no estuvo motivada por pruebas científicas, sino por su adhesión al neoplatonismo pitagórico y al hermetismo

Estas dos corrientes de pensamiento filosófico  -tal como veremos de forma detenida a lo largo de esta sesión- consideran ,desde puntos de vista diferentes, al sol (Helios) como el centro del sistema solar. 

Los pitagóricos fueron los primeros pensadores en la historia en proponer un sistema no geocéntrico colocando, en el punto central del sistema solar el llamado "fuego de Zeus". Por su parte, los textos herméticos -tan fervorosamente leídos por los renacentistas- como es el caso del Asclepio adoraban, basándose en su conexión con la cosmología heliopolitana egipcia, al sol. 

Conoceremos de primera mano, mediante la lectura de fragmentos de la obra de Giordano Bruno La cena de las cenizas, los interesantísimos factores que le llevaron a defender la teoría copernicana. 

Mediante un estudio riguroso y directo de sus textos dejaremos atrás numerosos tópicos y visiones simplistas deformadas acerca del pensamiento de este grandísimo autor.