Centro de Estudios Filosóficos

ALÉTHEIA

Ana_Minecan_Aletheia_Filosofia_BLANCO_pe

A

Clase 25: Diálogo sobre los dos sistemas máximos 
ptolemaico y copernicano

matricularenacimiento.jpg

Sentimos interrumpirte… sabemos que estabas disfrutando del curso, pero para que este pequeño proyecto pueda seguir adelante parte de nuestros contenidos deben ser de pago. De lo contrario Alétheia no podría sobrevivir.

 

El importe de tu matrícula se reinvertirá en más cultura y llegará directamente – y sin intermediarios – a los creadores que con su esfuerzo y pasión hacen posible estos cursos.

 

Si deseas conocer más formas de ayudarnos, descubre nuestro sistema de micro-mecenazgo en Patreon.

 

¡Gracias por tu apoyo!

Nuestra aventura por el pensamiento de Galileo Galilei nos lleva por fin a la lectura de su obra capital, aquella que vendría a traerle los mayores problemas con la Iglesia y que es uno de los más bellos cantos a la libertad y el ingenio

El Diálogo sobre los dos sistemas máximos del mundo ptolemaico y copernicano de Galileo es uno de esos libros imprescindibles que, al menos, tenemos que hojear una vez en la vida ya que nuestra existencia contemporánea, nuestra ciencia y nuestra tecnología dependen directamente de este maravilloso libro. 

 

Sin Galileo no habría existido Newton ni Einstein, sin Galileo la ciencia moderna no habría apostado definitivamente por el método experimental y sin Galileo la superstición mística seguiría manteniendo al ser humano entre las sombras de la ignorancia. 

¿Pero a qué viene este extraño título?

Tal y como veremos con detenimiento a lo largo de nuestra clase, aunque hoy resulte completamente sorprendente, el Diálogo sobre los dos sistemas máximos - publicado en 1632 de Galileo no tiene la forma de un tratado científico. Como su propio nombre indica se trata de un texto escrito a modo de obra teatral. Curioso ¿verdad?

¿Quién fue el otro grandísimo pensador de occidente que había escrito su pensamiento en forma de diálogos? Por supuesto, Platón. 

Profundamente influenciado por el platonismo y el neoplatonismo, debido a su intensa vinculación con la Academia florentina que hemos estudiado en clases anteriores, Galileo decidió redactar su obra capital en un estilo dramático que destila humor y sagacidad. 

Sus tres personajes, Simplicio, Salviati y Sagredo representan las tres posiciones de la época respecto a la cosmología de la época. 

Disfrutaremos de bellísimos fragmentos del Dialogo de Galileo en esta clase.