A

Centro de Estudios Filosóficos

ALÉTHEIA

Clase 19: Azar, forma, necesidad

e infinito

pitagoras.jpg

Una vez familiarizados con las características de los átomos, tenemos que preguntarnos qué hace en la física de Demócrito que los infinitos mundos se formen y que la totalidad de los átomos no permanezca en un estado caótico constante.

Como bien recordamos, la infinitud de las homeomerías de Anaxágoras exigía -por derivación lógica- la existencia de una inteligencia ordenadora que pusiera orden en esa inmensa maraña de partículas.

Pero... ¿pasa lo mismo en el cosmos radicalmente materialista de Demócrito?

Con lo que hemos aprendido hasta ahora, sabemos perfectamente que la respuesta a esta pregunta es no.

 

El atomismo, con su diseño conceptual interno, busca ser una teoría física completamente autónoma: autofundante.

Siguiendo de la manera más estricta posible el viejo principio propuesto por Tales de Mileto de la obligatoria homogeneidad entre la causa y el efecto, los atomistas sostuvieron de forma inapelable que el universo está regido exclusivamente por el azar.

Sin embargo, su azar no daba lugar a una infinitud inabarcable de posibilidades que a largo plazo impedirían dar una explicación de la estructura del mundo, sino que, en su caso, el efecto del azar

estaba controlado y moderado por la forma de los átomos que actúa como límite para las posibles combinaciones entre ellos y hace que el cosmos esté ordenado por una férrea necesidad.

Pero ¿cómo puede haber azar y necesidad al mismo tiempo en el cosmos atomista? Dedicaremos esta sesión a estudiar con detalle la noción de necesidad física introducida por los atomistas y su capital papel en la descripción materialista de la naturaleza.

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png