Centro de Estudios Filosóficos

ALÉTHEIA

Ana_Minecan_Aletheia_Filosofia_BLANCO_pe

A

Clase 33: Condena y muerte de Giordano Bruno

matricularenacimiento.jpg

Sentimos interrumpirte… sabemos que estabas disfrutando del curso, pero para que este pequeño proyecto pueda seguir adelante parte de nuestros contenidos deben ser de pago. De lo contrario Alétheia no podría sobrevivir.

 

El importe de tu matrícula se reinvertirá en más cultura y llegará directamente – y sin intermediarios – a los creadores que con su esfuerzo y pasión hacen posible estos cursos.

 

Si deseas conocer más formas de ayudarnos, descubre nuestro sistema de micro-mecenazgo en Patreon.

 

¡Gracias por tu apoyo!

La última clase de nuestro curso online "El Renacimiento: optimismo, insurrección y herejía" está destinada al estudio del proceso inquisitorial que se instruyó en contra de Giordano Bruno y que fue ejecutado por el Cardenal Bellarmino, el mismo que llevó el caso Galileo.

Mientras que Galileo pudo disfrutar gran parte de su vida de la protección y el favor de los Medici -cuya intervención lo libró de la hoguera- el que debía ser el protector de Giordano Bruno, el dux de Venecia Giovanni Mocenigo fue el que denunció y entregó a las autoridades a Bruno. 

A lo largo de esta clase conoceremos los pormenores del larguísimo periodo de encarcelamiento al que fue sometido Giordano Bruno - mas de ocho años preso en la cárcel del Vaticano- a la espera de que se retractara de su defensa del copernicanismo. 

Bruno jamás accedió y finalmente el 17 de febrero del año 1600, ante una multitud sedienta de sus gritos, Giordano Bruno fue quemado vivo en la plaza de Campo de Fiori. 

Según el último relato que nos queda de él, mientras escuchaba su sentencia y se le exigía por última vez que abjurara de sus creencias, Giordano espetó:

"Tembláis más vosotros al pronunciar

esta sentencia que yo al escucharla"

Giordano Bruno sabía que la historia le recordaría que su nombre. junto al del resto de científicos, filósofos, filólogos y artistas que construyeron el Renacimiento, se hacía inmortal. 

​​