A

Centro de Estudios Filosóficos

ALÉTHEIA

Clase 12: El aire como arché

y el retorno a la definición

Anaxímenes de Mileto (590 - 500 a.C.)  fue el tercero de los llamados físicos milesios, discípulo directo de Anaximandro y del propio Tales que dibujó también propia vía en el recién nacido camino de la física.

El elemento más relevante de su posición fue el rechazo del ápeiron indeterminado de Anaximandro y la propuesta de un necesario retorno a la idea de un principio material definido o determinado, que no fue otro que el aire. 

Sin embargo, esta decisión resulta, a primera vista, sin duda decepcionante. Parecía que con Anaximandro el pensamiento griego había logrado evolucionar hacia un modelo mucho más sofisticado, dejado atrás la interpretación simplista de Tales de Mileto basada en el agua.

Lo que a todas luces parece una auténtica involución fue, sin embargo, uno de los momentos clave de la historia de la física occidental, fruto de una de las mentes más claras y sagaces del mundo griego.

Las causas del retorno a la definición como una condición sine qua non para la supervivencia de la física y el problema asociado de la incognoscibilidad del mundo natural son el núcleo de análáisis de esta sesión. 

Además de reflexionar sobre los problemas planteados en el periodo presocrático analizaremos además la vigencia del debate sobre los límites de la física en nuestros días.

¿Puede hablarse de un límite en la capacidad de observación de los instrumentos humanos?

¿Habrá un punto insuperable para nuestra más avanzada tecnología?

 

¿Podremos, entonces, hacer ciencia si no podremos observar directamente el mundo natural?

¿Qué solidez tendrán nuestras teorías matemáticas si el ámbito de lo empírico presenta una frontera insuperable?

¿Podría la física, como ciencia, encontrar su final debido al problema de la incognoscibilidad?

Suscríbete a nuestra lista de correo y recibe descuentos especiales

Siguenos en youtube.png